Leyenda de Occidente: cómo un 'superespía' de EEUU ocultaba la verdad sobre el caso Magnitski

© AFP 2022 / Bertrand GuayWilliam Browder, jefe del fondo de inversión británico Hermitage Capital
William Browder, jefe del fondo de inversión británico Hermitage Capital - Sputnik Mundo
Síguenos en
Mundo
Video
Un grupo desconocido de hackers robó hace un mes los correos electrónicos del 'superespía' de EEUU Robert Otto. El corresponsal de Sputnik, Andréi Veselov, encontró el archivo y descubrió que Otto cuestionaba la versión oficial de EEUU sobre el caso Magnitski e incluso lo consideraba una leyenda.

El Capitolio de EEUU - Sputnik Mundo
Todo lo que tienes que saber sobre el caso Magnitski
Robert Otto, jefe del departamento ruso de la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado de EEUU, era considerado el mejor espía estadounidense. Su especialidad era precisamente Rusia.

"Probablemente, este tipo es el mejor especialista en inteligencia de Rusia de todo el Gobierno de EEUU. Él sabe más que nadie de lo que está sucediendo allí", cita a un compañero de trabajo de Otto el diario estadounidense Foreign Policy.

No obstante, el 'superespía' utilizó para la correspondencia de trabajo un correo personal no protegido en Gmail, que fue hackeado el mes pasado, observa el columnista de Sputnik.

Según el periodista, Otto estaba especialmente interesado en todo lo relacionado con el llamado caso Magnitski y la Ley Magnitski.

El jurista ruso Serguéi Magnitski, asesor del fondo de inversión británico Hermitage Capital, fue detenido en noviembre de 2008 y acusado de haber diseñado una trama de evasión fiscal que le costó al Estado ruso más de 500 millones de rublos —unos 8,5 millones de dólares al cambio actual—. El 16 de noviembre de 2009, el jurista falleció por insuficiencia cardíaca en una prisión de Moscú donde se encontraba de manera preventiva a la espera de juicio.

Departamento de Estado de EEUU - Sputnik Mundo
EEUU busca "activamente" imponer sanciones bajo Ley Magnitski
Su socio de negocios, William Browder, jefe del fondo Hermitage Capital, que también fue acusado de evasión fiscal en Rusia y condenado a nueve años de prisión, atribuyó la muerte del auditor al maltrato de un grupo de funcionarios rusos. Browder no admitía los cargos que le imputaban a él ni a Magnitski y afirmaba que la causa penal fue el resultado de una denuncia suya contra funcionarios corruptos.

En gran parte debido a los esfuerzos de cabildeo de Browder en EEUU se aprobó la Ley Magnitski, las primeras sanciones estadounidenses contra Rusia en la historia moderna.

Los críticos de Browder han señalado en repetidas ocasiones que no proporcionó ninguna evidencia concreta a la hora de acusar a las autoridades rusas de la muerte del jurista. Además, Browder fue acusado de especular sobre la muerte de Magnitski debido a un interés personal, puesto que él mismo podía utilizar los esquemas fraudulentos de los que culpaba a otros.

Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia - Sputnik Mundo
Rusia responde a la ampliación de la lista Magnitski
En uno de los correos hackeados, dirigido a un tal John P. Williams, Robert Otto discute las circunstancias de la muerte de Magnitski y sus relaciones con Browder. Entre Otto y Williams existe definitivamente una relación de confianza, puesto que el espía señala que, mientras escribe el correo, está tomando "una cerveza".

Otto admite que los detalles de la historia de Magnitski (en particular, sus contactos con las autoridades fiscales rusas) son "solo una especulación", y teme que todos seamos "parte de la máquina de relaciones públicas de Browder".

Otto termina su carta con una extraordinaria elegancia: "Aquí, simplemente voy a citar las palabras de la película 'El hombre que mató a Liberty Valance ': cuando una leyenda se convierte en hecho, imprime la leyenda (la cita original comienza con las palabras 'Esto es Occidente, señor')", escribió el espía a Williams.

De esta manera, Otto admite abiertamente que la Ley Magnitski y las sanciones contra Rusia se adoptaron sobre la base de una leyenda compuesta por Browder. En respuesta, Williams escribe que Otto "probablemente tiene razón acerca de la máquina de relaciones públicas de Browder".

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала