América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Altos cargos de la Armada lloraron por los tripulantes del submarino argentino

© REUTERS / Marcos BrindicciDesaparición del submarino San Juan en Argentina
Desaparición del submarino San Juan en Argentina - Sputnik Mundo
Síguenos en
Mundo
Video
MAR DEL PLATA (Sputnik) — Dos altos cargos de la Armada argentina rompieron en llanto ante el hermano de uno de los 44 tripulantes del submarino San Juan, perdido hace 10 días en el Atlántico Sur, cuando le informaron que se había registrado una explosión a poca distancia del lugar en el que el buque se comunicó con su base por última vez.

"Un capitán y un comandante con los que estábamos charlando, nos abrazaron y se pusieron a llorar desconsolados; a mí me pasó eso", comentó a Sputnik el hermano de Hernán Ramón Rodríguez, jefe de máquinas del submarino, Claudio Rodríguez.

Desaparición del submarino San Juan en Argentina - Sputnik Mundo
América Latina
El presidente argentino promete "una investigación seria" sobre el submarino desaparecido
Cuando regresaba en automóvil a la provincia de Mendoza (oeste) junto con el hijo de su hermano, su madre y su cuñada, Rodríguez recordó su encuentro con el capitán de navío Gabriel Martín González, jefe de la Base Naval de la Armada en Mar del Plata (este) y comandante del Área Naval Atlántica, y con el vicealmirante de Infantería Miguel Ángel Máscolo, subjefe del Estado Mayor de la fuerza naval.

Con González, máxima jerarquía del comando naval de Mar del Plata, ciudad balnearia situada en la provincia de Buenos Aires, "habíamos tenido mucha confianza para hablar de todo y preguntarle de todo", dijo Rodríguez.

Lea más: Desconfianza y tristeza entre extripulantes de submarino argentino perdido

Un sacerdote de la Prefectura Naval, amigo del suboficial Rodríguez embarcado en el San Juan, "me dijo: 'perdoname' y empezó a llorar como loco", recordó el hermano del submarinista.

El prelado se mostró "inconsolable; yo lo tenía que consolar a él", describió Claudio Rodríguez.

"Se puso en mi hombro a llorar, me dijo sin embargo que tenía esperanza", agregó.

Desaparición del submarino ARA San Juan - Sputnik Mundo
América Latina
El Gobierno de Argentina estudia destituir a la cúpula de la Armada tras el caso del submarino
Ésa es la única señal que recibió el hermano del maquinista sobre el posible paradero de los 44 tripulantes del submarino, que señaló su última posición a las 7:30 (10:30 GMT) el pasado 15 de noviembre a 432 kilómetros de la costa argentina en el Atlántico Sur, a la altura del Golfo de San Jorge (sureste).

"No me dicen muchas cosas, pero los gestos lo dicen todo", lamentó.

La esposa del suboficial primero, Marcela, permanece en la Base Naval de Mar del Plata, apostadero habitual del submarino cuya llegada se esperaba el 19 de noviembre.

Lea más: "La experiencia rusa en submarinos es muy importante para la búsqueda en Argentina"

El resto de la familia del submarinista ha decidido regresar a Mendoza, destrozada como está por la incógnita de qué habrá sucedido con Hernán Rodríguez, "que era muy buen tipo", describió su hermano.

"Estoy con el hijo de mi hermano y es difícil, yo me la banco (lo soporto), pero mi vieja (madre) y todos tienen partido el corazón, todavía no lo pueden masticar (asimilar)", consideró.

Mientras el ARA San Juan no sea hallado, en todo caso, quedará un resquicio para la esperanza.

"No hay submarino (…) hay esperanza", resumió.

Fe y expectativa

Mayor optimismo dejó entrever el hijastro de otro de los tripulantes del submarino San Juan, Lucas, quien acompaña a su madre en la llamada "casa de oficiales" situada al fondo de la Base Naval, junto a otros familiares que esperan noticias.

"No pierdo la fe de que los encuentren, sé que volverán con un cálido abrazo", aseguró.

Un hombre reacciona a la desaparicion del submarino argentino ARA San Juan - Sputnik Mundo
América Latina
Armada argentina: aún no ha sido posible detectar al submarino San Juan
El joven, que sobrepasa apenas la veintena de años, no se mostró amilanado por la noticia de la explosión ocurrida el pasado 15 de noviembre a las 10:31 hora local (13:31 GMT) a 30 millas náuticas al nor-noreste de la última posición marcada por el buque tres horas antes, e informada por las autoridades el 22 de noviembre.

El estallido, detectado por la Organización del Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, se ubicó en el límite de la plataforma marítima continental que da paso al talud, donde la profundidad del mar alcanza hasta los 3.000 metros, según la Armada argentina.

El portavoz de la fuerza naval, Enrique Balbi, aclaró que en un estallido interno el submarino implosiona si se encuentra en inmersión.

Lea más: Los rescatistas rusos esperan resultados positivos de la operación de búsqueda del submarino

Lucas, sin embargo, aguarda el regreso de su padrastro, un suboficial segundo que se desempeña como cocinero en el San Juan.

"El único pésame que recibí fue el de mis amigos, pero a todos les dije lo mismo: 'tengo la seguridad de que vuelven'", aseguró confiado.

Valoración de la Armada 

Base Naval del Mar del Plata, Argentina - Sputnik Mundo
América Latina
Las autoridades argentinas no descartan nada sobre la suerte del submarino perdido
A la Armada argentina, cuestionada por supuestamente dar a conocer con retraso la falta de comunicación con el submarino, él la siente como una familia.

"Todos nos contenemos, nos apoyamos y nos damos fuerzas entre nosotros, y el organismo de la Armada es fundamental en todo este proceso, habilitando a las familias todo lo que necesitamos", describió.

El joven reconoció no obstante que se sentía "inútil en estos momentos", dado que "solo podemos brindar el mismo apoyo que nos están dando", sostuvo.

Fotos: La búsqueda del submarino ARA San Juan

A la espera de los 43 hombres y una mujer que están a bordo del submarino San Juan, Lucas destinó sus reflexiones "a esas 44 personas que son héroes silenciosos que cuidan nuestra patria".

"En el caso de que ocurra lo peor, que quede bien en claro, no solo pierde mi familia, o las otras 43, es la patria que pierde a 44 personas que dan la vida por nuestra República Argentina", insistió.

El ARA San Juan, construido en 1982 en Alemania y reparado entre 2007 y 2014 en los astilleros navales de Buenos Aires, es uno de los tres submarinos con los que cuenta la Armada de este país. 

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала