Documentos filtrados por Snowden revelan cómo EEUU ayudó a Israel en su guerra contra el Líbano

Síguenos en
Mundo
Video
La Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) compartió datos con Israel durante la guerra del Líbano de 2006, según unos documentos filtrados recientemente por Edward Snowden. Esto es solo la punta del iceberg en cuanto al intercambio de inteligencia entre EEUU y otros países, aseguró a Sputnik el exdirector técnico de la NSA, Bill Binney.

Según reveló Binney, entre 1996 y 1997, mientras trabajaba en la creación de un programa informático para la NSA, uno de sus colaboradores empezó a compartir datos clasificados con la denominada Unidad 8200 de la inteligencia militar israelí.

La sede de la CIA (archivo) - Sputnik Mundo
Snowden lo cuenta todo sobre las torturas inhumanas dirigidas por la nueva jefa de la CIA

"Lo hacía secretamente, 'bajo la mesa'", confesó el interlocutor de Sputnik.

Binney renunció a la NSA en el 2001 tras darse cuenta de que el programa de recopilación de información en el que trabajó —bautizado 'ThinThread'— se utilizó para espiar a los ciudadanos estadounidenses.

Según declaró Binney, antes de compartir datos de inteligencia con otros países, dos entidades de la NSA, el Panel de Asesoría Técnica (TAP, por sus siglas en inglés) y el Consejo de Relaciones Exteriores tenían que determinar si los socios de la NSA cumplían con todos los requisitos necesarios, como, por ejemplo, su capacidad tecnológica para aprovechar la tecnología compartida.

Además: Exagente de la NSA, sobre la Inteligencia de EEUU: "Nadie sabe lo que pasa realmente"

El exempleado de la NSA subrayó que EEUU compartió datos de inteligencia con Israel para "apoyar a su aliado cercano". Fue el propio Binney el 'último recomendador' para el Consejo de Relaciones Exteriores.

Según los documentos filtrados por Snowden, EEUU compartió datos secretos con la inteligencia israelí durante la guerra del Líbano de 2006 para perpetrar asesinatos selectivos de los líderes del movimiento Hizbulá bajo el pretexto de la lucha antiterrorista.

Uno de los documentos desclasificados, escrito por un funcionario no identificado de la NSA y publicado por primera vez en el 2006 en el boletín interno de la agencia de seguridad estadounidense, reza que "la confianza de la Unidad 822 en la NSA era igualmente exigente y se centraba en las solicitudes de tareas urgentes, las advertencias de amenazas, incluida la información táctica [electrónica], y la información de geolocalización de los elementos de Hizbulá".

Sede de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA) - Sputnik Mundo
La NSA entierra discretamente un programa desvelado por Snowden

Sin embargo, "la última petición fue particularmente problemática, y tuve varias discusiones nocturnas, a veces tensas, con la unidad, durante las cuales se discutió en detalle la prohibición legal de la NSA de proporcionar información que pudiera ser utilizada para asesinatos selectivos".

Según el artículo, "incluso con pleno conocimiento de la Carta de EEUU, BG Harari [el jefe en funciones de la unidad israelí] buscó la ayuda de la NSA para liberarle de la responsabilidad de esta política legal".  

Finalmente, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI, por sus siglas en inglés), una oficina que se dedicó a las operaciones de inteligencia de EEUU en el extranjero, propuso una solución alternativa al problema, aunque ninguno de los documentos filtrados contiene detalles del nuevo acuerdo.

También: Decisión del Tribunal Supremo de EEUU podría poner fin a programa de la NSA

Sin embargo, en una reunión interna, celebrada en abril de 2007, la NSA señaló que los funcionarios israelíes estaban "muy preocupados" durante los combates y dependían en gran medida de la inteligencia estadounidense.

Así, en una de las diapositivas filtradas, titulada '¿Qué quería la Unidad 8200? ¡¡¡Todo!!!' , la agencia estadounidense informó que Israel solicitó a EEUU información sobre soldados capturados, sobre la supuesta participación de Irán en los secuestros, además de la ubicación geográfica de los miembros de Hizbulá.

"Israel también comparte información con nosotros. El problema es el nivel de intercambio. EEUU e Israel tratan de ayudarse mutuamente, como lo hacen todos los socios. Es como un acuerdo de intercambio entre los dos países y un esfuerzo de cooperación", concluyó Binney. 

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала