- Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Nuevos fármacos y la medicina tradicional para vencer el COVID-19 en Rusia

CC0 / Pxhere / Hombre tomando pastillas
Hombre tomando pastillas - Sputnik Mundo
Síguenos en
Mundo
Video
MOSCÚ (Sputnik) — Universidades e institutos de investigación del mundo entero se han sumado a una carrera frenética para hallar un remedio contra el coronavirus que se ha cobrado hasta el momento más de 70.000 vidas en todo el planeta.

Los investigadores de Rusia no han quedado al margen. En particular, los científicos de la Universidad Federal de los Urales desarrollaron el medicamento Triazide que acaba con las cepas de los virus de tipo ARN, como el nuevo coronavirus. El fármaco creado con la colaboración del Instituto Isaac Postovski de Síntesis Orgánica ya concluyó la primera fase de ensayos clínicos en voluntarios sanos.

Una vacuna (imagen referencial) - Sputnik Mundo
¿En qué etapa de prueba se encuentra la vacuna rusa contra el COVID-19?
El equipo también desarrolló el antiviral Triazavirin que actualmente está siendo probado en China.

La Universidad Federal de Kazán trabaja en una vacuna con una copia digital del virus. Los investigadores aseguran que requieren unos dos meses para sintetizar la vacuna con material genético, otro mes para comprobar que funciona en un cultivo celular, dos meses más para los ensayos en ratones y solo tras concluir las pruebas necesarias estará disponible para el público.

Ante la gran demanda de las mascarillas, un grupo de científicos de la Universidad Immanuel Kant de Kaliningrado halló la forma de elevar el nivel de protección de estos artículos recubriéndolas con una capa fina de iones de plata. Un metal apreciado por sus propiedades bactericidas y efecto antiviral. El equipo enviará en los próximos días un lote del nuevo producto denominado Silvermask a un centro de Novosibirsk para que se realicen pruebas antivirales.

Medicina tradicional

Los biólogos de la Universidad de Tomsk, situada en Siberia, a su vez, estudian las propiedades antivirales de la isatide, también conocida como hierba pastel o glasto. La raíz de esta planta de la medicina tradicional china se usó durante el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en China en 2003.

Los investigadores recomiendan mezclar la isatide, de flores pequeñas amarillas, con otras hierbas. El Jardín Botánico de la institución adelantó que podría producir el arbusto, de 60 a 80 cm de altura, en cantidades industriales en los campos siberianos.

La planta crece en China y también se cultiva en el oeste y sur de Europa.

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала