América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Oficios en el limbo en Argentina: inactividad e incertidumbre durante la pandemia

Síguenos en
Mundo
Video
Trabajadores independientes de servicios como mantenimiento, cuidado personal o mudanzas permanecen parados y sin un horizonte de reinicio laboral. Se estima que la cuarentena obligatoria en Argentina se extenderá hasta el 10 de mayo, pero sin indicios de que estos rubros puedan volver al ruedo.

Argentina cumplió el lunes 20 de abril el primer mes desde el inicio de la cuarentena obligatoria que paraliza a gran parte de la fuerza laboral nacional. Mientras algunas actividades son exceptuadas por considerarlas esenciales, otras se adaptan mediante el teletrabajo.

Pero además de gran parte de los comercios o locales que no pueden vender objetos a domicilio (peluquerías, gimnasios, estéticas), quienes más se ven afectados, ya que sus tareas implican un contacto directo con los clientes, son los rubros de oficios y servicios personales, por lo general trabajadores independientes que ponen el cuerpo día a día.

Mudanzas inmovilizadas

"El rubro nuestro de fletes y mudanzas está parado, no se movió nada. Tengo clientes que me preguntan porque tienen que trasladar, qué se yo, una heladera, y no se lo podemos hacer porque no hay permiso para ese tipo de movimiento, y corrés el riesgo de que te quiten el vehículo", dijo a Sputnik Franco, dueño de un camión de este tipo y dedicado exclusivamente a este oficio.

Mujer con mascarilla frente a computadora - Sputnik Mundo
América Latina
Camino sin retorno: los cambios de hábitos para después de la cuarentena en Argentina
Tiene la suerte de que su mujer, quien trabaja en el Estado, sigue cobrando su sueldo, pero que conoce colegas que dependen solo de sus ingresos que "están caminando por las paredes" por la preocupación que tienen ante la inactividad.

Cuando vuelva a permitirse la circulación, Franco, en este contexto de emergencia sanitaria, dice que priorizará más que nada la salud porque tiene una hija de siete años con discapacidad e inmunodeficiencia, por lo que tendrá que evaluar cómo y cuándo volver a trabajar en el futuro.

Si bien existen permisos para el traslado de alimentos, productos de exportación y personas, los envíos de objetos de gran tamaño entre privados no son considerados esenciales y precisan del ingreso a los domicilios para operar, por lo que tanto conductores y peones dedicados a este sector están totalmente frenados.

Cerrado por mantenimiento

El concepto de cuarentena implica no solo evitar que la gente salga de sus casas sino también que otros ingresen a ellas, a menos de que sea absolutamente necesario. Es por esto que el empleo doméstico y otros servicios a domicilio como catering o jardinería fueron dispensados. Lo mismo ocurrió con los oficios de mantenimiento de infraestructura y edilicio.

Ancianos (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Fiscalía argentina investiga abandono de personas por contagio de COVID-19 en geriátrico
Jorge tiene 69 años y es plomero y gasista, con una nutrida clientela de más de 400 personas gracias a la confianza que adquirió después de 34 años de oficio. Tuvo que dejar de trabajar por completo, incluso cuatro días antes de que decretaran la cuarentena, debido a su edad.

"A principio de año fue bajando el trabajo por las vacaciones, aunque a mí nunca me faltó por suerte. Ahora, hasta septiembre o algo así no creo que podamos trabajar, supuestamente van largando de a poco. Ahora empezaré a consumir lo que estuve ahorrando", dijo Jorge a Sputnik.

El inicio de la pandemia llegó a Argentina justo cuando comenzaba a reiniciarse la actividad económica al cabo del receso de verano de enero y febrero. El 3 de abril, el Gobierno incluyó a las tareas de mantenimiento, como fontaneros, electricistas, gasistas, pintores y albañiles entre los servicios esenciales pero únicamente para emergencias y casos impostergables.

Sin tacto ni contacto

Gerson, repartidor de la aplicación Rappi, trabaja horas expuesto, sin barbijo ni guantes - Sputnik Mundo
América Latina
Protagonistas de la cuarentena, los repartidores siguen precarizados en Argentina
Las recomendaciones de distanciamiento social fueron los primeros mensajes que envió la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando comenzó a conocerse el alto nivel de capacidad de contagio del virus SARS-CoV-2. Lavarse las manos, no tocarse la cara y alejarse de los demás son los primeros ítems de la receta para el cuidado personal.

Todos los rubros que trabajan con el contacto cercano entre personas, fuera de médicos y profesionales de la salud, como son los servicios de estética (depilación, maquillaje, peinado), cuidado y entrenamiento personal o medicina alternativa fueron puestos en jaque, y probablemente sean los que se vean impedidos de recuperar este golpe en el futuro.

"Trabajar, imposible, porque estamos muy cerca del paciente. Económicamente, por ahora, estoy bien, tengo dos hijos que están trabajando que me ayudan y además tengo la suerte de tener seis hermanos, con los que somos muy unidos, que me dan una mano", dijo a Sputnik Ana, quien trabaja como masajista terapéutica.

El Gobierno descartó que la cuarentena administrada termine el 27 de abril y se estima que sería extendida nuevamente, esta vez hasta el 10 de abril, aunque se trabaja para flexibilizar el aislamiento en algunas jurisdicciones donde no hay alta circulación del coronavirus, mientras se focalizan las medidas en las grandes ciudades.

También se está diseñando un protocolo para que en el futuro algunos locales y centros comerciales y culturales puedan reabrir sus puertas, siempre y cuando respete recaudos estrictos como un máximo una persona por cada 16 metros cuadrados, sistemas de turnos y control de temperatura a empleados y clientes.

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала