- Sputnik Mundo, 1920
Octavo mandamiento
Cuando los principios son irreductibles. Cuando la verdad se abre paso ante una de las más graves pandemias de la actualidad: la de las noticias falsas. Ahí está 'Octavo mandamiento', para revelar lo que otros intentan ocultar.

76ª Asamblea de la ONU: ¿le espera una sacudida a Biden?

76ª Asamblea de la ONU: ¿le espera una sacudida a Biden?
Síguenos en
Mundo
Video
Inicia la 76ª Asamblea General de la ONU en medio de grietas abiertas por Joe Biden con sus socios por Afganistán y la AUKUS: de fondo, las tensiones con China. Mientras, el presidente, Vladímir Putin, calificó como una "gran desgracia" el tiroteo en la Universidad de Perm que acabó con la vida de 6 personas. Esto y más en Octavo Mandamiento.

ONU: Bolsonaro entra pateando puertas

Con la pandemia del coronavirus, el cambio climático y la crisis económica global como temas de cabecera para todos los participantes, arranca la 76ª Asamblea General de la ONU. Estos temas afligen a todos en general.
Mientras que EEUU y sus socios occidentales, tienen propias cuentas pendientes a zanjar más particulares a causa de recientes cuchilladas barriobajeras que el inquilino de la Casa Blanca, repartió a sus principales socios occidentales por igual: a gran parte de Europa por la estampida que provocó en Afganistán, y justo al borde del inicio de esta cumbre, con la formación de la alianza militar AUKUS, junto a Reino Unido y Australia. Comentan que más de uno anda por los pasillos del edificio de la ONU con un cuchillo entre los dientes.
La presente edición de la Asamblea de Naciones Unidas "viene a demostrar que todas estas creaciones post Segunda Guerra Mundial están pasando por un momento de crisis profundísima de identidad y de posibilidad de continuar siendo la estructura para la que supuestamente fue creada", sentencia el director de Dossier Geopolítico, Carlos Pereira Mele.

El show de Bolsonaro y del 'sheriff' de Nueva York

Antes de comenzar el circo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, hizo su stand-up particular: negacionista declarado, y no inoculado contra el coronavirus, llegó a una ciudad donde no puede entrar a ningún lado ni a pedir un vaso de agua, sin que le pidan el pasaporte Covid.
Así las cosas, el mandatario terminó, como cualquier neoyorquino, comiendo pizza de pie en la calle –algo celebrado en Twitter– ya que los restaurantes de la Gran Manzana le prohibieron el ingreso. Pero la anécdota no quedó en la intimidad doméstica que comparte con su círculo. La cosa llegó a las más altas esferas de Nueva York.
Así, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, disparó metralla contra Bolsonaro: "Si no quiere vacunarse, no se moleste en venir aquí. Tenemos que mandar un mensaje a todos los líderes mundiales, incluido más notablemente a Bolsonaro, de Brasil, de que, si quieres venir aquí, tienes que estar vacunado".
Entonces, el Ayuntamiento neoyorquino se metió de cabeza en la trifulca: arrogándose patente de corso –por otra parte algo común en cualquier mandatario del país norteamericano–, como un sheriff del mundo en miniatura, comunicó a la ONU que, según las normas municipales, cualquier persona que quiera ingresar al hemiciclo de la Asamblea debería presentar su prueba de vacunación.
Y aunque comulga con ese salmo, el organismo lo mandó a tomar viento fresco. Ha dejado claro que el alcalde de Nueva York no tiene autoridad ninguna para exigir algo así a los jefes de Estado y de Gobierno: no puede imponer sus normas en la sede de la ONU, dado su estatus especial, es decir: el terreno donde se encuentra la sede de la ONU, no es territorio de EEUU, sino que es de todos los países que la integran. Un símil a lo que pasa con las Embajadas de cada país.

Rusia de luto

"Una gran desgracia" para toda Rusia. Así calificó el presidente ruso, Vladímir Putin, el tiroteo en la Universidad Estatal de Perm, en los Urales, una tragedia que se saldó con 6 muertos y más de 20 heridos.
Los sucesos ocurrieron el 20 de septiembre, cuando un estudiante de cuarto año irrumpió en el campus de la universidad y comenzó a disparar con un arma de fuego. El agresor fue detenido poco después por un agente y, según descubrió posteriormente la policía, también portaba un cuchillo.
Cuando empezó el tiroteo varios estudiantes se refugiaron en las aulas de la universidad, mientras que otros saltaron por las ventanas del primer piso. En el momento del ataque, cerca de 3.000 alumnos se encontraban en las instalaciones de varios edificios de la universidad.
El autor de los disparos, de 18 años, resultó herido al oponer resistencia durante la detención, ingresando en una unidad de cuidados intensivos en estado grave.
El asesino había comprado un arma de caza en mayo. Poco antes del ataque publicó una foto de él mismo en las redes sociales, posando con un rifle, casco y municiones. "He pensado en esto durante mucho tiempo, han pasado años y me he dado cuenta de que había llegado el momento de hacer lo que soñaba", escribió, afirmando que sus acciones no tenían nada que ver con la política o la religión, sino que estaban motivadas por el odio.
Este 21 de septiembre fue declarado día de luto por las víctimas que dejó el ataque, y las clases en todas las escuelas y universidades de Perm fueron suspendidas.
Según supo nuestro medio, el atacante tenía el arma registrada oficialmente y la poseía de forma legal, algo que se hizo posible debido a que la nueva ley que elevó la edad mínima para comprar armas de fuego de 18 a 21 años aún no ha entrado en vigor. Esta legislación, que impone estrictas limitaciones sobre la propiedad de armas de fuego por parte de civiles, surgió después del trágico tiroteo en la ciudad rusa de Kazán, donde un joven de 19 años abrió fuego en su antigua escuela y mató a nueve personas.
Mientras, Rusia sigue recibiendo mensajes de apoyo ante la tragedia de Perm. Los presidentes de Israel, Serbia, la República Checa, Azerbaiyán, Kirguistán y Bielorrusia, el Gabinete de ministros de Alemania, los Ministerios de Exteriores de Noruega, Suecia, Turquía, Grecia y el Reino Unido, así como las embajadas de la India y EEUU en Rusia expresaron sus condolencias a los afectados por el tiroteo.

Parlamento Europeo, ¿duro con Cuba y suavecito con Colombia?

El pasado 16 de septiembre el Parlamento Europeo exigió a la Unión Europea adoptar sanciones contra Cuba por supuestas violaciones de derechos humanos durante las protestas del 11 de julio.
El eurodiputado Manu Pineda alerta que esta resolución forma parte de una batería de acciones que busca suspender o cancelar de forma definitiva el acuerdo de diálogo político y cooperación entre la Unión Europea y Cuba.
"Ese es el escenario idílico para la derecha, un escenario en el que la Unión Europea rompe todo tipo de relación con Cuba, que no permita ningún tipo de transacción económica, financiera, comercial y así el bloqueo, ese asedio medieval al que han sometido al pueblo cubano desde hace 60 años sea aún más intenso", denuncia Pineda.
A su vez, resalta que se ha creado todo un relato que denuncia que en Cuba hay ejecuciones extrajudiciales, desaparecidos, torturados sin presentar una sola prueba y cuando estas denuncias han sido desmentidas en varias ocasiones, mientras que guardan silencio con hechos probados de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, como ha sucedido en Colombia, donde tan solo en el último Paro Nacional asesinaron a unas 80 personas y desaparecieron a otro centenar.
"Lo que les preocupa a los impulsores de este tipo de debates no son los derechos humanos, esto es una guerra ideológica. Aquí se trata de tumbar al adversario. Sobre Colombia no es que no se pronuncien en contra de esa situación, es que vetan incluso que haya un debate. Nosotros hemos intentado reiteradamente que se discuta la dramática situación de Colombia al pleno del Parlamento como un punto de emergencia y las derechas lo vetan. Ya te digo, no es que no hemos conseguido que haya una condena, es que no conseguimos que haya un debate, y la situación en Colombia sí que no se puede ocultar, porque no es solo por las violaciones a los derechos humanos durante el Paro Nacional, sino es que llevamos ya casi 300 firmantes del Acuerdo de Paz que han sido asesinados impunemente, no se están persiguiendo a los asesinos, ya van más de 1.000 líderes y lideresas sociales asesinados, campesinos, dirigentes sindicales, periodistas, cientos de desaparecidos y muchos de ellos aparecen luego descuartizados, torturados. En Cuba no hay hornos crematorios como los que instaló Uribe en Colombia para hacer desaparecer los cuerpos de a los que asesinaban. En Cuba no hay un listado de 6.402 falsos positivos a los que el uribismo asesinó, eso es reconocido por la Comisión de la Verdad y por la propia ONU. En Cuba no encontramos nada de eso", insiste Pineda.
"De todas las movilizaciones hay solo un muerto y fue un delincuente que con un grupo de también delincuentes intentó asesinar una comisaría de policía, ¿qué pasaría en España si un grupo de manifestantes intenta asaltar una comisaría de policías?, ¿qué pasaría si uno de esos manifestantes en esa reyerta cae herido y muere?, ¿se consideraría que el asaltante es un disidente reprimido o se consideraría que es un terrorista violento que está cometiendo crímenes?", se pregunta Pineda, convencido que el problema es el "doble rasero" con el que se tratan estos temas.
"¿Cómo se le puede acusar a Cuba, que es ejemplo de defensa de los derechos humanos no solo de su pueblo sino de otros pueblos del mundo? Los cubanos enviaron sus brigadas médicas a Italia y otros países del mundo para combatir el coronavirus, desde Cuba se envían maestros a España para alfabetizar a adultos, ¿cómo se le puede decir a Cuba que está vulnerando los derechos humanos? Esto es un relato de ficción digno de algún premio", opina Pineda.

Presidente de Uruguay amarga cumbre de la CELAC

El viejo mantra de que son Cuba, Venezuela y Nicaragua los malos de la película de Latinoamérica hizo amargar la reciente cumbre de la CELAC, desatando críticas contra el autor de estas palabras, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou.
Unas palabras que son criticadas también por compatriotas del mandatario, donde se le reprocha dar lecciones de democracia cuando la situación de su país no es perfecta en este sentido, tal y como dijo a Octavo Mandamiento el analista uruguayo Rubén Suárez, director de la red mediática CONAICOP.
Llamó la atención sobre que Lacalle Pou "no dice nada de lo que está aconteciendo en Colombia, en Chile o en Brasil", como tampoco dice nada de la legislación "represiva" que promociona en Uruguay.
Al mismo tiempo, Rubén Suárez insistió en que la CELAC "tiene que ir hacia una integración mucho mayor", dejando "de lado ese nefasto organismo que es la OEA, que sólo sirve para llevar adelante los órdenes de EEUU".
Invitamos a los oyentes de Octavo Mandamiento a compartir sus opiniones sobre los acontecimientos más importantes en sus países, enviando mensajes de voz de un máximo de dos minutos al WhatsApp del programa: +7 968 766 28 74.
El equipo del programa está integrado por Javier Benítez, Víctor Sújov y Víctor Ternovsky.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала