América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Navidad sin juguetes, el temor de niños y comerciantes latinoamericanos

Pirata  - Sputnik Mundo, 1920, 26.11.2021
Síguenos en
Mundo
Video
La crisis de contenedores originada en China tras la pandemia ha golpeado a las jugueterías de América Latina, que advierten sobre la falta de stock y los sobreprecios en la temporada navideña. Mientras algunos optan por importar productos de EEUU, otros promocionan segundas marcas a mejores precios.
El comercio mundial ha sido, como tantas otras ramas de actividad, una de las víctimas de los efectos económicos de la pandemia de COVID-19. Es que la suma de la paralización provocada por la diseminación del nuevo coronavirus y la abrupta reactivación de los envíos internacionales acaparó los contenedores y fletes internacionales, aumentando sus precios y afectando la disponibilidad de productos en góndolas y vitrinas de todo el planeta.
La situación parece volverse más preocupantes a medida que se acerca la Navidad, época del año en que los consumidores se lanzan al mercado a conseguir los regalos para sus seres queridos. De hecho, la crisis de los contenedores puede afectar especialmente a esos artículos que suelen ser elegidos como obsequios en las fiestas y que suelen provenir de Asia, como teléfonos móviles, consolas de videojuegos y juguetes, entre otros.
El problema ya es una preocupación importante entre los importadores latinoamericanos, que no solo han visto incrementarse los costos de los cargamentos sino que también se enfrentan a la posibilidad cierta de que los productos no lleguen a tiempo para la temporada navideña.
Una persona con una vela encendida - Sputnik Mundo, 1920, 10.11.2021
América Latina
Una tradición navideña colombiana peligra por el atasco del comercio mundial
"Los barcos no están llegando con las frecuencias, se están demorando tres o cuatro semanas en llegar los productos", alertó Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) de Colombia, en declaraciones a Blu Radio.
Según Díaz, el problema redundará en "escasez" de varios productos, especialmente "en todo el tema juguetería" e incluso en "luces navideñas", un rubro que suele adelantarse al de los obsequios.
La preocupación no es exclusiva de los colombianos. En Perú, importadores y minoristas ya advierten públicamente que la crisis logística impedirá que muchos juguetes lleguen a tiempo desde China hacia la costa peruana.
Los atascos en la salida de contenedores desde China hacen que, según estimaciones de la Asociación Marítima de Perú, los barcos de carga que antes cubrían la ruta Shanghái-Callao-Shanghái en 60 días, ahora lo hacen incluso en más de 90 días.
Por si fuera poco, los costos también se encarecieron para los peruanos. Según la Asociación de Importadores de Perú, enviar un contenedor con mercadería desde China hacia Perú puede llegar a costar unos 15.000 dólares, una cifra cinco veces mayor a la que se pagaba antes de la pandemia.
En ese contexto, algunos comerciantes peruanos intentan encontrar alternativas salvadoras para evitar las góndolas vacías en Navidad. Una de ellas es apostar por juguetes fabricados en Estados Unidos, tal como adelantó Roberto Díaz, presidente de la Asociación de Importadores Medianos del Perú, en diálogo con el medio Gestión. Según el empresario, si bien los juguetes fabricados en el país norteamericanos son más caros que los chinos, el flete para que llegue a Perú puede resultar un 20% más barato, lo que en este contexto se vuelve atractivo para los importadores.
Desde Argentina, los vendedores de juguetes alzan la voz en medios de su país para advertir que algunas de las marcas más buscadas —como Barbie, Fisher Price, Playmobil o Lego— serán más difíciles de encontrar en los anaqueles y, como consecuencia de eso, serán más caras.
Comida de McDonald's - Sputnik Mundo, 1920, 12.11.2021
España
Ni hamburguesas ni 'gin tonics': la falta de suministros en España causa los primeros estragos
Laura Weisvein, dirigente de la Asociación Argentina de Juguetes y Afines, comentó en un artículo de El Cronista que, producto de la situación, los juguetes aumentaron sus precios un 50% en promedio, aunque hay algunos artículos que han tenido subas de hasta el 70%.
La falta de stock —especialmente de las últimas novedades de las principales marcas— y los altos precios hace que los vendedores argentinos de juguetes ofrezcan a los consumidores apostar por segundas marcas. Es el caso de Ronit Bircz, de la juguetería Mono Coco de Buenos Aires, que dijo a El Cronista que, ante la falta de Barbies, "hay copias realmente muy buenas que se comercializan a muy buenos precios".
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала