- Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

La paradoja del oro blanco: ¿sacrificar el medioambiente en España para proteger el de la UE?

CC BY 3.0 / Dnn87 / Lingotes de litio
Lingotes de litio - Sputnik Mundo, 1920, 13.12.2021
Síguenos en
Mundo
Video
Metal alcalino esencial para las industrias electrónica y automotriz no contaminante, la transición energética parece ligada al litio. La UE trata de minimizar sus importaciones favoreciendo la producción en el continente. España es uno de los pocos países ricos en yacimientos, pero su explotación puede entrañar graves riesgos.
De color blanco plateado en su forma pura y perteneciente al grupo de los metales alcalinos, el litio (Li) es uno de los elementos químicos sobre los que descansa la viabilidad de las políticas de la llamada transición energética, al ser un componente esencial, por ejemplo, de las baterías recargables para equipos electrónicos portátiles y vehículos eléctricos.
Australia, Chile y China son los grandes productores mundiales, aunque el grueso de las reservas mundiales (un 85%) está localizado en Bolivia, Argentina y Chile. Estos dos últimos países producen la mayor parte del carbonato de litio. China lidera la producción de su refinado y además fabrica la mayoría de las baterías de ion de litio del mundo. En la Unión Europea, donde solo Portugal lo produce de manera estable, se depende en un 87% de las importaciones de concentrados de este metal. Y ningún país miembro lo refina. En España se han localizado yacimientos en Castilla y León, Galicia y Extremadura. Pero no hay explotaciones activas en la actualidad.
Dada la importancia estratégica de este mineral y los riesgos que plantea su suministro al depender casi exclusivamente de las importaciones, la UE alienta a la explotación de los yacimientos del continente, definiendo una estrategia de acceso a los recursos propios, establecidos en unas 8.839.750 toneladas de óxido de litio distribuidas en 27 depósitos potenciales en siete países miembros (República Checa, Finlandia, Francia, Portugal, Alemania, Austria, España), y en Ucrania y Serbia.
En septiembre de 2020, la Comisión Europea emitió un documento en el que incluía al litio entre las "materias primas fundamentales" sobre las que ejercer un control sobre toda la cadena de valor y conminaba a "actuar con urgencia para asegurar un suministro de materias primas seguro y sostenible". El oeste de la península ibérica, el centro y este de Francia, Eslovaquia y Austria,son los principales territorios sobre los que aplicar estas políticas extractivas.

La situación en España

La última explotación minera de litio fue la Mina Feli, cerca de un pueblo de la provincia de Salamanca, La Fregeneda. Estuvo activa hasta 2011. De las 8.000 toneladas de mineral extraídas el año anterior, solo el 0,5% era óxido de litio (LiO2).
Algunos de los proyectos presentados en España incluyenla producción de litio refinado (el hidróxido de litio o LiOH), del que el país es totalmente dependiente. "De 200 partes de roca, una es litio", asegura a Sputnik Julio César Pintos, del Área de Minería de Ecologistas en Acción, que señala el problema de "remover muchísimo" la tierra para extraer minerales escasos. "Toda esta revolución de las renovables y de la movilidad eléctrica, tiene muchísimos más problemas de lo que nos pensábamos", afirma.
Partículas de litio brillan en la superficie de un mineral  - Sputnik Mundo, 1920, 28.04.2021
América Latina
El triángulo del litio: ¿desarrollo industrial o modelo extractivista exportador?
Extremadura es la región que concentra mayores proyectos de extracción, más de 230. Su territorio alberga más de 150 minas de todo tipo. Los que importan a la UE son los de "materiales críticos", como litio y vanadio. El primero puede abastecer a la industria automotriz nacional y a las fábricas de baterías, plantas que también podrían crearse en esta comunidad mientras se explotan los yacimientos mineros. La Comisión Europea destaca la relevancia estratégica de estos proyectos para establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país.
Pero el riesgo de daños al medioambiente y la normativa de su protección frenan la aprobación de los proyectos de extracción. Es un perjuicio medioambiental que la Comisión Europea no niega y parece asumir. De hecho, habla de "zonas de sacrificio" al referirse a los territorios que albergarían las minas. En este punto surge una paradoja: en pos de los objetivos de la transición energética, se sacrifica el medioambiente de unos para cuidar el medioambiente de todos.

Extremadura como zona de sacrificio

Amplias extensiones de sus campiñas, dehesas e incluso sierras, unas 45.000 hectáreas, quedarían directamente afectadas. Se plantean proyectos para abrir minas a menos de 900 metros del casco urbano de Cáceres, como el del valle Valdeflores. Otros se situarían a menos de 200 del pueblo de Llerena (provincia de Badajoz), a un kilómetro del teatro romano de Regina y de sus campos de cultivo. En Alburquerque (Badajoz) y Cañaveral (Cáceres) también se proyecta abrir minas de litio.
En Cáceres, el proyecto de Valdeflores, a menos de un kilómetro de su centro histórico, está parado debido al rechazo entre la población, que encontró reflejo en la alcaldía."Está pegado al casco urbano, a 880 metros, y a solo 300 de la depuradora de agua potable que abastece a toda la ciudad", explica a Sputnik Montaña Chávez, portavoz de la plataforma ciudadana Salvemos la Montaña, quien aparte del impacto medioambiental en la ciudad y en la sierra de la Mosca, señala un daño moral. "Quedaría a 600 metros del santuario de la virgen de la Montaña, que es la patrona de la ciudad, es como una montaña sagrada para muchos", apunta.

"La mina arrasaría totalmente el valle Valdeflores y la sierra de la Mosca, un espacio con mucha biodiversidad, un reducto prístino de bosque mediterráneo con algunas zonas protegidas por la Directiva de Hábitat y que tiene protección como zona rústica".

Montaña Chávez
Portavoz de la Plataforma Salvemos la Montaña
La normativa municipal impide emplazar industria alguna a menos de dos kilómetros del casco urbano de Cáceres, explica Chávez, que apunta la razón: "La UNESCO, que nos declaró Patrimonio de la Humanidad en 1986, ha pedido informes al Ayuntamiento para estudiar en qué medida podría afectar la mina al valle, a la muralla y a la parte antigua de la ciudad, que es el segundo casco medieval mejor conservado de Europa".
La empresa minera solicitó un segundo permiso de investigación, de ampliación para instalar una planta de procesamiento del mineral. "Son 45 cuadrículas mineras que se extienden por 1.200 hectáreas; es decir, por toda la sierra de La Mosca", explica Chávez, que subraya las "toneladas de CO2, dióxido nitroso y metano" que se pueden emitir a la atmósfera durante el proceso químico para obtener hidróxido de litio o carbonato de litio. "Son datos del proyecto presentado, supera incluso la normativa de emisiones española".

Permisos denegados y empresas pantalla

Detrás del proyecto minero en Valdeflores se halla Tecnología Extremeña del Litio, sociedad limitada creada por la compañía australiana Infinity Lithium y la constructora española Sacyr. "Con 3.000 euros de capital crearon la joint venture Tecnología Extremeña del Litio, que de extremeña no tiene nada, su domicilio social y fiscal está en Madrid ", cuenta Montaña.
Está sancionada por la Junta de Extremadura "por hacer caminos ilegales, plataformas y deforestar parte de la zona protegida". Y el Ayuntamiento de Cáceres la multó con 26.500 euros "por extralimitarse en las licencias que le dio el Ayuntamiento para hacer los sondeos", añade Chávez. De modo que las empresas han acudido a los tribunales. "Están rabiosos", asegura, y explica que han recurrido la denegación del primer permiso y la aprobación del proyecto de ampliación. Este último se aprobó "con muchas restricciones" que les impide emplazar maquinaria. "Sólo investigación aérea o con toma de muestras superficiales", matiza Chávez.
"Infinity Lithium dice que ahora pasarán de un proyecto 100% abierto a otro 100% subterráneo. Pero se desconoce si es cierto, todavía no hay alegaciones, pues no está formalmente presentado, solo en los medios", declara Julio Pintos. "Ellos dicen que ahora la mina será mucho mejor, y nosotros no nos lo creemos".

La oposición ciudadana

"Ha sido enorme desde el principio", explica Montaña Chávez. Las protestas han venido incluyendo manifestaciones de hasta 5.000 personas, concentraciones y cadenas humanas. "De cuatro kilómetros, desde la puerta del Ayuntamiento hasta el santuario de la Virgen de la Montaña".
Sierra de la Mosca (Cáceres) - Sputnik Mundo, 1920, 22.03.2021
España
¿Litio o Buda gigante? La contienda por la apertura de una mina estratégica para la UE en España
En el consistorio, todos los partidos políticos representados mostraron su rechazo a la mina de Valdeflores. "Excepto los de Ciudadanos", matiza Chávez. "Su concejal Cayetano Polo, que también era diputado regional, luego pasó por la puerta giratoria y fue contratado por Infinity Lithium. Trabajaba para ellos desde un principio. Pero como a pesar de sus campañas publicitarias agresivas no ha cumplido con los objetivos que le impusieron (convencer a la opinión pública de que la mina era buena para Cáceres), le han despedido".
La Plataforma Salvemos la Montaña organizó una marcha a pie a Mérida, sede del Gobierno regional, y el 29 de marzo trasladó al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, sus preocupaciones. En abril, el Gobierno extremeño denegó el permiso de investigación. Chávez recalca el carácter ciudadano, no ecologista, que aglutina los apoyos entre la población. "No estamos en contra de la minería en general ni de las energías alternativas. Pero hay espacios naturales tan bien conservados que son sumideros para revertir el cambio climático. Si nos los cargamos, aceleraremos sus consecuencias devastadoras. No se pueden destruir áreas verdes para hacer minas a cielo abierto", concluye.
"Parece que Extremadura está en el punto de mira de Europa y España por sus zonas ricas en minerales y por su despoblación. Se la ve como zona de sacrificio para alimentar energéticamente la transición energética, más que ecológica. Y esto afecta a la salud de las personas y se echa del territorio a los que lo habitan, no lo vamos a permitir".
Montaña Chávez
Portavoz de la Plataforma Salvemos la Montaña

La mina de Cañaveral

En Cañaveral, a unos 35 km de Cáceres y muy cerca del parque nacional del Monfragüe, los trámites para la explotación de otra mina están más avanzados. Primeramente trabajarán a cielo abierto y luego en galería. Los ecologistas temen que la evaluación de impacto medioambiental sea más bien favorable. "Pondrán que la empresa hará tal o cual actuación para evitar riesgos. Pero tendrá un gran impacto", estima Julio Pintos.
"La opacidad es total en los ayuntamientos de la zona", asegura. Los concejales de Cañaveral están a favor de la mina, pero en Grimaldo, que está justo al lado del emplazamiento de la futura mina, no". Holguera y Torrejoncillo son los otros municipios afectados. "Les hemos explicado que una de las escombreras permanentes se situará en una zona en la que tendrán que talar 3.000 encinas centenarias", señala este ecologista, que avisa de que el proyecto marca que la mina será a cielo abierto durante los primeros seis años y luego subterránea los 13 siguientes. "Han contado el aspecto más favorable, pero no los problemas que pueden surgir. "Nosotros queremos que no se acapare el agua y que tampoco se contamine por el proceso de lixiviación de los minerales y otros factores.
Detrás de la mina de Cañaveral está Lithium Iberia. Sus directivos, recuerda Pintos, provienen de Graphenano, donde litigaron entre sí en 2018 a causa de unas patentes. "Pues ahora están todos en Lithium Iberia y en Phi4Tech, que lleva la fábrica de baterías", explica, subrayando la condición de que la segunda no se pondrá en marcha si antes no se abre la mina. "Son brokers de bolsa y les da igual si el negocio es la minería u otra cosa". En su opinión, el Gobierno regional de Fernández Vara ha propiciado la situación. "Él pensó: si Europa lo que quiere es toda la cadena de producción y suministro y el litio lo tengo aquí, pues lo transformo aquí e incluso monto las baterías aquí. Pero está tratando con unas personas, imputadas por la justicia, que le dicen que la fábrica de baterías se pondrá siempre y cuando exista la mina de litio".

"La inversión para los próximos cuatro años será de 26.000 millones y la Junta afirma que el 41% provendrá de la iniciativa privada. Así que, ¿cómo puede resultar el informe de impacto ambiental? El sitio está condenado a ser zona de sacrificio".

Julio César Pintos
Área de Minas de Ecologistas en Acción

El impacto del agua

La explotación de yacimientos a cielo abierto consume mucha agua. El acuífero de El Calerizo, en Cáceres, quedaría afectado. "No consta en la Confederación Hidrográfica del Río Tajo, por lo que se ha pedido que lo incluyan en el inventario de acuíferos y masas de agua de la Confederación para tener un estatus a la hora de alegar", confirma Julio Pintos.
El mineral requiere un lavado y un tratamiento químico para su conversión final en hidróxido de litio, la etapa que reviste más peligro para el manto freático por el elevado uso de químicos y su evacuación. Las emisiones de CO2 y otros gases son también importantes. Pintos señala la peligrosidad de la vecina mina de Covas de Barroso, en Portugal, la mayor de Europa y duda de que cumpla la legislación medioambiental de la UE. Ya cuenta con licencia de explotación, lo cual puede crear un precedente.
"Hemos alegado un impacto transfronterizo. Tiene un sistema de aguas arriba y tiene entre 149 y 170 metros de altura, la más alta del mundo, y debería regirse por la ley de presas, no por la de presas de lodos tóxicos. Su estructura de aguas arriba puede colapsar. En 2019, en la mina de Brumadinho, en Brasil, colapsó el depósito de lodos y hubo más de 200 muertos. Así que ese tipo de estructura legalizado por el Gobierno portugués resulta que está prohibida en Brasil y cinco o seis países de Latinoamérica", concluye.
"Pensamos que hay que cambiar la mentalidad: ir hacia la movilidad compartida y el transporte público. El esquema de un coche por familia es insostenible. El Panel Intergubernamental del Cambio Climático dice que es incompatible la sostenibilidad con el capitalismo, entendido como un sistema donde las empresas tienen ventaja".
Julio César Pintos
Área de Minas de Ecologistas en Acción
Balsa abierta en Retortillo, un pueblo de España, para una posible mina de uranio. - Sputnik Mundo, 1920, 19.06.2020
Internacional
"Se han peleado hasta hermanos": la división de un pueblo de España por una mina de uranio
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала