América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Brasil entra en campaña con Lula favorito y Bolsonaro decadente

© AFP 2022 / Nelson AlmeidaUna persona en el mítin preelectoral con Lula
Una persona en el mítin preelectoral con Lula - Sputnik Mundo, 1920, 28.12.2021
Síguenos en
Mundo
Video
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Falta bastante para las elecciones presidenciales que Brasil celebrará en octubre de 2022, pero el país entró hace tiempo en clima de campaña electoral.
De momento, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) aparece como claro favorito, muy por delante del presidente Jair Bolsonaro, pero los analistas avisan: esa es la fotografía de hoy.
"Lula es favorito, las encuestas muestran que en el balotaje ganaría a cualquier candidato, pero la campaña aún no empezó. Puede pasar de todo", señala a la Agencia Sputnik el doctor en ciencias políticas y profesor de la Fundación Getúlio Vargas Sérgio Praça.
De acuerdo con una encuesta divulgada a principios de diciembre por Quaest, Lula (55% de los votos) ganaría a Bolsonaro (31%) con una amplia ventaja, que también mantiene en la primera vuelta. De hecho, algunos sondeos apuntan que podría ganar incluso en la primera votación, para lo que necesitaría la mitad de los votos válidos (descontando los blancos y nulos).
Lula aún no confirmó su candidatura presidencial, pero es un secreto a voces. Dice que lo anunciará "entre febrero y marzo". De momento, se dedica a tejer alianzas políticas con todos los partidos políticos que van desde el centro-derecha hasta la izquierda radical. Su objetivo es crear un frente lo más amplio posible.
Dentro de esta estrategia de presentarse como el candidato de "la democracia" frente a "la barbarie", Lula ensaya estos días un giro que dejó boquiabierto a más de uno. Negocia que su candidato a vicepresidente sea Geraldo Alckmin, exgobernador de Sao Paulo y quien fuera uno de los pesos pesados del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el partido clásico de la derecha moderada en Brasil.
La rivalidad Partido de los Trabajadores (PT)-PSDB fue el motor que movió durante décadas las elecciones en Brasil, pero Lula cree que el momento actual es histórico y pide dejar atrás viejas rencillas por el bien de Brasil. Lula y Alckmin se enfrentaron en las elecciones presidenciales, pero siempre mantuvieron una relación de respeto mutuo.
Bandera del Partido de los Trabajadores - Sputnik Mundo, 1920, 16.12.2021
América Latina
Partido de Trabajadores de Brasil busca unión de la izquierda para elecciones de 2022
"Dentro del PT hay una cierta resistencia, pero pasará lo que Lula quiera que pase. Sería muy bueno para los dos. Sería una señal de que no haría un Gobierno como el de Dilma (2011-2016)", dice Praça, que considera que el principal objetivo de esa alianza "contranatura" sería lanzar un mensaje de tranquilidad al mercado financiero.

Bolsonaro pierde apoyos

Mientras tanto, Bolsonaro también mueve fichas en busca de la reelección. Después de dos años sin pertenecer a ningún partido se afilió al Partido Liberal (PL), para tener la seguridad de que contará con presupuesto suficiente y espacio gratuito de propaganda electoral en televisión.
Esto es siempre importante, pero más si cabe teniendo en cuenta que las elecciones de 2022 estarán dominadas por la lupa frente a las fake news, que en 2018 contribuyeron de manera decisiva a aupar a la extrema derecha hasta el Palacio del Planalto. El juez Alexandre de Moraes, que presidirá el Tribunal Superior Electoral durante las elecciones, advirtió sin miramientos que quien difunda noticias falsas irá a la cárcel.
En estos momentos, Bolsonaro lo tiene difícil. La economía no despega (Brasil entró en recesión técnica después de que en el tercer trimestre el PIB cayera un 0,1%), hay más de 13 millones de desempleados, la inflación sigue fuera de control y lo más grave: más de 19 millones de brasileños pasan hambre.
Una mujer de compras en un supermercado (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 10.12.2021
América Latina
Brasil reporta la mayor inflación en 6 años
La prometida recuperación "en forma de V" que iba a darse al amainar la pandemia no se nota a pie de calle y por primera vez durante su mandato Bolsonaro tiene menos de un tercio de aprobación; tan solo un 19% considera bueno su Gobierno, según una encuesta de Atlas de finales de noviembre.

En busca de una tercera opción

Ante este panorama, son muchos los que buscan presentarse como la "tercera vía": ni Lula ni Bolsonaro. Lo cierto es que muchos brasileños realmente quieren caras nuevas, pero no parecen entusiasmados con los postulantes. El principal, el exjuez y exministro de Bolsonaro Sérgio Moro, tiene entre un 10 y un 11% de votos, según Quaest.
Aun así, Praça cree que es pronto para darle por muerto.
"Si Moro empieza a ser un candidato viable en los próximos meses, aliándose al PSDB, por ejemplo, las cosas empeorarán para Bolsonaro, porque hay gente que no quiere votar a Lula de ninguna forma pero que también rechaza a Bolsonaro", apunta.
Quien sí parece sentenciado es Ciro Gomes (Partido Democrático Laborista), un nombre conocido del centro-izquierda que quiso ser la alternativa atacando duramente a Lula, estrategia que no dio los frutos esperados hasta el momento. Ya ha sido superado por Moro en el tercer escalón del podio.
"No hay espacio para dos candidatos de izquierda. Lula ya ocupa ese espacio, y ahora Moro competirá para ser la alternativa a Bolsonaro en la derecha", considera el analista.
También parecen destinados al olvido otros candidatos que estos días hacen discursos grandilocuentes pero que no tienen apenas gancho popular. Un caso paradigmático es el del gobernador de Sao Paulo, João Doria, que desde hace tiempo se presenta como la alternativa al bolsonarismo (a pesar de que en 2018 fue un entusiasta del actual presidente) pero que no consigue despegar en las encuestas.
Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil  - Sputnik Mundo, 1920, 20.12.2021
América Latina
Encuesta revela que más de la mitad de brasileños consideran a Lula el mejor presidente
Otros precandidatos del centro-derecha, como la senadora Simone Tebet (Movimiento Democrático de Brasil) o el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, simplemente son unos grandes desconocidos para el brasileño medio. Sus candidaturas sirven más bien para que los partidos subasten su apoyo a los candidatos principales a un mejor precio y previsiblemente serán retiradas a medida que se acerquen los comicios.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала