- Sputnik Mundo, 1920
Ciencia
Los hallazgos más importantes y logros más emocionantes en el campo de la ciencia.

"La regla sigue siendo ignorada": no solo la vacuna, la cosmética también influye en la menstruación

CC0 / Pexels/Andrea Piacquadio / Una mujer joven con el dolor de estómago por causa de la menstruación
Una mujer joven con el dolor de estómago por causa de la menstruación - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2022
Síguenos en
Mundo
Video
Tras más de un año de incontables experiencias y estudios, Europa analizará los efectos de las vacunas del COVID en el ciclo menstrual de las mujeres. Esta tardanza refleja a una industria farmacéutica y una ciencia que omiten a las mujeres y su menstruación.
Al fin, la comunidad científica abre la puerta a una realidad: las vacunas del COVID vienen alterando el ciclo menstrual de millones de mujeres en todo el mundo, algo que hasta ahora se omitía. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha dado un paso muy significativo abriendo la puerta a las numerosísimas evidencias existentes.
El Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC, por sus siglas en inglés) va a investigar los casos de abundantes hemorragias o su ausencia derivadas del proceso de vacunación. Hasta ahora, la menstruación no se había contemplado entre los efectos de la vacunación, sin embargo, la evidencia de miles de mujeres decía algo bien distinto.
Nuevos estudios realizados en Noruega y Estados Unidos constatan los efectos en el ciclo menstrual. En España, una encuesta online en la que participaron 14.000 mujeres arrojó un sorprendente dato: siete de cada 10 mujeres habían notado alteraciones tras la vacuna. La EMA advierte, no obstante, que "no está claro si existe una relación causal", pero las pruebas son cuantiosas. La cuestión es, ¿por qué no se contemplaron estos efectos antes de poner las vacunas?, ¿acaso no menstrua la mitad de la humanidad?
Imagen referencial de una mujer con dolor  - Sputnik Mundo, 1920, 02.02.2022
Internacional
Sí, las vacunas contra el coronavirus provocan cambios en la menstruación pero no definitivos

Una medicina por y para hombres

Ninguna de las vacunas que se han comercializado y distribuido incluía en sus prospectos advertencia alguna sobre efectos en el ciclo menstrual. Convivimos con la vacuna del COVID desde diciembre de 2020, pero la regla es algo aún omitido.
"Es sencillo, hemos tardado tanto tiempo en incluir las alteraciones menstruales en el discurso científico porque, en las contraindicaciones y efectos secundarios, ni siquiera existía una casilla relativa al ciclo menstrual. Nuestro modelo científico sigue teniendo al hombre como medida", explica a Sputnik la catedrática en ginecología e investigadora de Granada (UGR), Enriqueta Barranco.
© Foto : Cortesía UGREnriqueta Barranco (segunda por la izquierda) con el equipo de investigación de la Cátedra Antonio Chamorro-Alejandro Otero
Enriqueta Barranco (segunda por la izquierda) con el equipo de investigación de la Cátedra Antonio Chamorro-Alejandro Otero - Sputnik Mundo, 1920, 17.02.2022
Enriqueta Barranco (segunda por la izquierda) con el equipo de investigación de la Cátedra Antonio Chamorro-Alejandro Otero
No hay perspectiva de género y eso que, según las incidencias que recibe la EMA, el 77% de los efectos secundarios de la vacunación COVID recaen en la mujer. "La ciencia es androcéntrica y los médicos somos patriarcales, el patrón de medida para todo es el hombre, por eso la regla se aborda desde ese tono paternalista de no pasa nada, no te preocupes, es normal que sangres y que te duela".
Barranco lleva décadas predicando en el desierto por nuevos enfoques para entender el ciclo menstrual. Suyos son los primeros estudios sobre el periodo como hecho fisiológico. Sus técnicas pioneras la llevaron a analizar sangre menstrual. Hasta su trabajo, era simple desecho.

Frenamos pandemias, pero ¿tiene que seguir doliendo tanto la regla?

Más allá del ombliguismo patriarcal que la vacuna del COVID ha demostrado, la infrarrepresentación de las mujeres en la ciencia –como objeto y prioridad de estudio– viene de lejos. "Es cuestión sistemática y estructural", lamenta Noelia García Toyos, psicóloga experta en salud menstrual. Los motivos, además del androcentrismo que tiene al hombre como modelo, son que "supondría más costes económicos, por requerir una muestra poblacional más amplia, más recursos, tiempo…".
Barriga de una mujer (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 13.01.2022
Estilo de vida
"Sin salud menstrual no habrá salud social": los expertos alertan del oscurantismo sobre la regla
García Toyos reivindica más conocimiento científico y educación social para redimensionar la menstruación, un problema que hace que las mujeres tengan dolor una media de 3.000 días a lo largo de su vida. "El enfoque biomédico con las mujeres y la regla solo tiene un fin: patologizar, tratarlo como algo medicalizado, nos dicen 'libérate de la regla' como si fuera algo prescindible".
¿Que la regla duele es normal o está normalizado? Más bien lo segundo, de hecho, no hay un tratamiento explícito, sino que la medicina viene acudiendo a atajos para no afrontar un problema gigantesco.
Usar píldoras anticonceptivas o antiinflamatorios es el pan de cada día para mujeres que sufren cada mes. Pero esos tratamientos solo maquillan un problema para generar otros a largo plazo (úlceras, tolerancia, etc).
Para que te hagas una idea de este gran agujero negro en el que las cosas de mujeres se pierden, la industria biomédica confirma que en los ensayos preclínicos de medicamentos dirigidos a mujeres, las pruebas se hacen en hombres o animales en más de un 80% de los casos.
Vacunación contra el coronavirus en Quito, Ecuador - Sputnik Mundo, 1920, 16.04.2021
Ciencia
Mujeres y vacunas para COVID-19, ¿qué hay que saber?

La depuración vergonzosa, la higiene sucia

Enriqueta Barranco señala otras motivaciones para entender esta ausencia de la mujer y su menstruación en la investigación científica. Además de sus labores en el laboratorio, Barranco lleva años estudiando la medicina medieval de Al-Ándalus. En el siglo XI, afirma, la regla era abordada con más determinación por la medicina que hoy, entendiendo siempre el contexto histórico.
La "tradición bíblica y cristiana" alinea la menstruación con lo "oculto y secreto", y ese paradigma se ha prolongado prácticamente hasta el siglo XXI. Esto implica, no solo carencias, sino riesgos.
"No solo me siento una minoría por haber trabajado la menstruación como algo lejos de lo impuro, sino por hacerlo como un hecho fisiológico", explica.
Las investigaciones de la catedrática de la UGR confirmaron en 2017 que la regla permite a las mujeres eliminar numerosas sustancias contaminantes que, en caso de embarazo, podrían transmitirse al bebé. Sustancias que los hombres, por otro lado, no expulsan con la misma facilidad.
Un hombre (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 26.01.2022
Ciencia
Aviso a hombres: si tienes problemas de encías y gatillazos, se aproxima un problema más grave
Sin embargo, sus hallazgos no son convenientes para amplios sectores comerciales. Su trabajo se ha venido centrando en la acumulación de xenoestrógenos, pequeñas moléculas muy similares a nuestras hormonas que se encuentran en productos tan cotidianos como geles, champús, desodorantes o cualquier producto de higiene doméstica.
Parabenos y benzofenonas, por ejemplo, vienen a ser disruptores endocrinos que entran en nuestro cuerpo. Nuestros organismos los asimilan, creyendo que son hormonas propias, lo que acarrea un mayor riesgo de sensibilización alergénica, daño en el esperma y endometriosis, entre otras enfermedades.
"Es muy grave. Solemos alarmarnos por el cambio climático y la contaminación, no es solo plástico flotando en el mar, el problema es también la contaminación de nuestros cuerpos", alerta.
La regla y sus alteraciones son uno de los principales indicadores de esta contaminación, según descubrió Barranco, "estos contaminantes se excretan en la sangre menstrual y precisan de mayores hemorragias". O sea, más exposición a esas sustancias, más alteración en el ciclo menstrual.
Imagen referencial del periodo menstrual - Sputnik Mundo, 1920, 20.12.2021
España
Ni ducharse ni hacer mayonesa: desmintiendo 5 mitos sobre la menstruación en España
Las investigaciones de la UGR confirmaron casos tan cotidianos como mujeres afectadas por hemorragias más cuantiosas y síndromes premenstruales más dolorosos que conectaban con el uso prolongado de tintes para el pelo, por ejemplo. Sin embargo, la industria cosmética normaliza la producción con parabenos y otros disruptores endocrinos sin que las consumidoras tengan información de estas consecuencias.
"Todo esto forma parte de un trabajo científico confirmado al que, sin embargo, no se le presta atención", nos cuenta resignada Barranco que, con su mirada científica a la regla, espera contribuir no solo a una mejor salud de la mujer, sino a la igualdad social.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала