- Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

El gambito ucraniano: ¿quiénes son los reales beneficiarios del conflicto en Ucrania?

© Sputnik / Sputnik / Acceder al contenido multimediaEl conflicto en Ucrania
El conflicto en Ucrania - Sputnik Mundo, 1920, 29.03.2022
Síguenos en
Mundo
Video
En estos días parece que los países que componen el llamado bloque occidental en un arrebato colectivo han condenado la operación especial militar de Rusia en Ucrania. Pero quien le preste más atención verá que la unión declarada no es más que una mentira y artificio.
Para empezar, esto se hace evidente por el hecho de que las sanciones impuestas acarrean unas consecuencias destructivas e irreversibles no solo para Rusia, sino para muchos países de la Unión Europea. Como en cualquier otro conflicto, surge la pregunta: cui prodest? ¿Quién se beneficia de ello?
Y esta pregunta tiene una respuesta absolutamente clara: un conflicto largo en Ucrania es beneficioso para el Reino Unido y Estados Unidos, aunque hay incluso más interesados que no son tan obvios.
Definitivamente Alemania no se puede contemplar como un beneficiario de este conflicto, pues será este país el que tendrá que llevar la cruz más pesada de la crisis económica causada por el aumento de precios de los hidrocarburos rusos y otros factores desencadenados por las sanciones.
La mayor parte de los países europeos evitó declaraciones altisonantes sobre Rusia, y su apoyo a la agenda colectiva ocurrió más bien bajo la inercia de la presión ejercida por los grandes jugadores. De hecho, países como Hungría se han negado abiertamente a unirse a las sanciones, alegando que el bienestar de su pueblo les importa más.
Banderas de EEUU y Ucrania - Sputnik Mundo, 1920, 19.02.2022
Economía
"Un agujero de deuda de una profundidad nunca vista": el costo económico para Ucrania
Mientras tanto, en países como Grecia, Italia y Bulgaria hubo protestas contra la OTAN en apoyo a Rusia. A estas siguieron protestas incluso más masivas y en más países, aunque esta vez fueron causadas por los efectos que las sanciones europeas contra Rusia tuvieron en dichos países.
A día de hoy podemos destacar a algunos actores con intereses reales para demonizar a Rusia y dispuestos a apoyar al régimen de Ucrania y hasta al último ucraniano.

Los interesados desapercibidos

Los primeros en merecerse una mención son varios países de Europa del Este, como los Estados bálticos o Polonia, que tienen un tradicional temor irracional al gigante ruso.
En el caso de Polonia, también hay que tener en cuenta el interés directo en recibir inversiones adicionales "para la defensa" por parte de los aliados más avanzados económicamente.

EEUU da un latigazo a la UE

Sin embargo, EEUU y el Reino Unido son los dos países que reaccionaron con mayor dureza y coherencia a la operación militar de Rusia en Ucrania. Precisamente ellos son los autores del proyecto Ucrania anti-Rusia. De hecho, el conflicto ucraniano podría verse como solo un paso de un juego global contra Rusia por parte de los anglosajones.
Washington está abordando una serie de cuestiones muy importantes a expensas del "gran agravio" de Europa. En primer lugar, la sociedad estadounidense, que sigue sin poder recuperarse del tormento tras las elecciones presidenciales, se distrae de las contradicciones internas con una agenda externa.
Otra cuestión importante es la posibilidad de llevar a cabo una combinación exitosa para bloquear el suministro de hidrocarburos de Rusia a Europa y hacerse con el mercado energético de la región. Además, esto crearía las condiciones necesarias para que los proyectos de petróleo y gas de esquisto vuelvan a ser comercialmente viables.
El batallón Azov (prohibido en Rusia), imagen referencial - Sputnik Mundo, 1920, 21.03.2022
Internacional
Exoficial de inteligencia de EEUU: los neonazis ucranianos arruinaron los acuerdos de Minsk
Y es que cada vez que Joe Biden asegura a sus socios europeos que podrá proporcionarles todo el gas natural y petróleo que puedan necesitar, nunca menciona a qué precio lo hará. Pues aparte de la voluntad política (si es que la hay realmente), los precios se dictaminan por muchos aspectos de carácter logístico y tecnológico que no se rigen por la política.
Además, un conflicto armado entre Ucrania y Rusia es extremadamente conveniente para dar un nuevo significado a la existencia de la OTAN, que ya hace tiempo que se está convirtiendo rápidamente en un sustituto a la UE y a la ONU, que perdió sus funciones. Al mismo tiempo, ayuda a paralizar a Francia y Alemania, que han empezado a manifestar una independencia excesiva en ojos de EEUU.
En tanto, los halcones de Washington tienen los ojos puestos en un pastel mucho más grande del que perciben la mayor amenaza a su hegemonía mundial: China. Pero para poder hacer frente al gigante asiático no tienen más remedio que balcanizar a Rusia para que Pekín pierda a un importante aliado que le cubre las espaldas.
Y es obvio que el objetivo definitivo de las sanciones no es prevenir el conflicto armado en Ucrania: el propio presidente de EEUU lo reconoció en uno de sus últimos lapsus linguae.
Su verdadero objetivo es destruir la economía rusa con las consecuencias que ello acarrearía. Sin embargo, es poco probable que dichas medidas surtan los efectos deseados por Washington, pues hay ejemplos de países con menos recursos que no sucumbieron a las sanciones y bloqueos totales en décadas, como son el caso de Cuba, Irán, Venezuela y Corea del Norte.

El Imperio britanico en las mentes británicas

Jugar con las manos de los demás es una tradición británica muy arraigada. Evidentemente, con el Brexit los anglosajones no tenían la intención de aislarse en su isla, dejando a la UE bajo el dominio de Francia y Alemania.
La ruptura de la Commonwealth europea es uno de los temas principales de la agenda de interés nacional británica. Una guerra local, pero muy dolorosa, en el teatro de operaciones europeo con la participación de Rusia es la herramienta ideal para lograr los planes británicos.
Un militar ruso - Sputnik Mundo, 1920, 24.03.2022
Internacional
La 'destrucción constructiva' de Ucrania avanza con fuerza imparable
Aquí también viene a mano una crisis en la economía europea, que depende de los recursos rusos, y la destrucción de la antigua cooperación entre Rusia y Alemania. El pueblo de Ucrania, su independencia y su condición de Estado son solo una moneda de cambio en la balanza geopolítica.
El bienestar de los ciudadanos europeos también no es más que un peón en el gambito del partido de ajedrez que Londres juega en el tablero que es el continente europeo.
No es de sorprender que desde la capital británica ejerzan una enorme presión sobre sus socios europeos para que dejen de obtener los hidrocarburos rusos. Para ellos es fácil hacerlo, pues acumularon dichas materias primas en los meses antecedentes al conflicto en Ucrania, batiendo todos sus récords de comercio con Rusia.
Mientras tanto, en términos de gas natural y crudo acumulados, el conflicto y las sanciones pillaron a los países europeos desprevenidos. Como consecuencia de ello, ahora se encuentran entre la espada y la pared: necesitan el gas ruso, pues simplemente no hay alternativas para reemplazarlo. Pero al mismo tiempo comprarlo en rublos supondría echar por tierra las sanciones impuestas contra Rusia, dejando al bloque anglosajón completamente desarmado.
Una calle de Moscú - Sputnik Mundo, 1920, 21.03.2022
Economía
La verdadera razón de las sanciones occidentales contra Rusia
Esto también arruinaría los planes de una nueva Europa, construida como la OTAN en torno a una alianza de Londres y Washington, sin espacio para el liderazgo alemán o francés. Este es el verdadero objetivo que persigue el Reino Unido y que no quiere perder.
La mayoría de las grandes guerras son el resultado del mismo esquema británico que se ha mantenido durante siglos: enfrentar a los dos grandes bandos del continente y, en última instancia, apoyar al ganador y compartir con él la victoria invirtiendo un mínimo de recursos. Y los que pagan la fiesta son los rusos, alemanes, franceses y ucranianos.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
El logo de la agencia de noticias Sputnik - Sputnik Mundo
No te pierdas las noticias más importantes

Suscríbete a nuestros canales de Telegram a través de estos enlaces.

Ya que la aplicación Sputnik está bloqueada en el extranjero, en este enlace puedes descargarla e instalarla en tu dispositivo móvil (¡solo para Android!).

También tenemos una cuenta en la red social rusa VK.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала