Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

Pandemia, conflicto y sanciones: qué pasa con la inflación y los salarios

© Sputnik / Ruslan Krivobok / Abrir banco de fotosРост цен на продукты питания
Рост цен на продукты питания - Sputnik Mundo, 1920, 10.05.2022
Síguenos en
Mundo
Video
Por la pandemia y el impacto en los precios de los alimentos y la energía a partir del conflicto bélico y las sanciones a Rusia, la economía global vuelve a tener fuertes tensiones inflacionarias después de casi 40 años sin problemas en este frente económico.
Los ingresos de la mayoría de la población se deterioran en forma acelerada, y la respuesta de los países occidentales es la de subir la tasa de interés, lo que provoca una desaceleración del crecimiento con riesgo de estanflación (estancamiento más inflación), en lugar de ayudar a recuperar el salario.
Las proyecciones indican que el ritmo de subida de precios en las economías avanzadas alcanzará un máximo no visto desde el comienzo de la década de 1980, al ubicarse en 5,7% en promedio.
Mientras, los aumentos de precios en las economías de mercados emergentes y en desarrollo se acelerarán a 8,7%, el ritmo más rápido desde la crisis financiera mundial de 2008 para esos países.

Las causas de la aceleración del aumento de precios

Hasta el Fondo Monetario Internacional advierte del peligro de una subida persistente de precios y señala que ahora espera que la inflación global se mantenga elevada durante más tiempo de lo previsto debido al alza de los precios de las materias primas y de las consecuentes presiones en el resto de los precios de la economía.
Cuatro factores principales explican, según el FMI, este panorama:
1.
El conflicto bélico y las sanciones a Rusia impulsaron una segunda ronda de alzas de los precios de las materias primas que ya estaban subiendo en la recuperación pospandemia. La energía y los alimentos empujaron la inflación el año pasado, debido a la escasez de suministros de petróleo y gas después de años de inversión moderada e incertidumbre geopolítica. Este fue uno de los principales motores de la inflación en Europa y, en menor medida, en Estados Unidos. El aumento de los precios de los alimentos está jugando un papel importante en la mayoría de las economías de mercados en desarrollo, ya que el clima extremo redujo las cosechas y el aumento de los precios del petróleo y el gas hizo subir los costos de los fertilizantes.
2.
La demanda aumentó el año pasado a partir de las medidas del Estado de apoyo financiero y fiscal a empresas y trabajadores, mientras que los cuellos de botella en la oferta crecieron debido al cierre de fábricas, las restricciones portuarias, la congestión de envíos, la escasez de contenedores y la ausencia de trabajadores. Como resultado, la inflación aumentó, especialmente donde las recuperaciones fueron más fuertes. La demanda debería disminuir este año a medida que se reduzcan las políticas de protección y se alivien los cuellos de botella en el suministro, pero es probable que los brotes de COVID en China, el conflicto en Ucrania y las sanciones a Rusia prolonguen las interrupciones de suministros en algunos sectores hasta el próximo año.
3.
La demanda también se está reequilibrando de bienes a servicios. El gasto se desplazó hacia los bienes a medida que las restricciones por la pandemia interrumpieron las actividades presenciales y los cuellos de botella en el suministro ayudaron a impulsar los precios de bienes. Aunque la inflación de los servicios comenzó a repuntar el año pasado, los patrones de gasto anteriores a la crisis no han regresado por completo y la inflación de los bienes sigue siendo importante en la mayoría de los países. La demanda de servicios aumentará aún más a medida que la pandemia disminuya, y la inflación general debería volver a donde estaba antes del coronavirus.
4.
La oferta laboral sigue siendo limitada en algunas economías avanzadas como Estados Unidos y el Reino Unido. La escasez de trabajadores, principalmente en industrias intensivas en contacto, está elevando los salarios, aunque la inflación ha erosionado esos aumentos. Mientras tanto, la pandemia redujo la participación laboral en las economías avanzadas. Estos cambios parecen estar relacionados con jubilaciones anticipadas y trabajadores que no quieren o no pueden regresar porque continúan las infecciones.
Una factura del supermercado (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 20.04.2022
América Latina
Inflación y pérdida de ingresos: las consecuencias del conflicto en Ucrania en América Latina

Frenar los salarios como ancla antinflacionaria

Las economías occidentales están enfrentando las presiones inflacionarias con la receta ortodoxa: subir la tasa de interés de referencia y desalentar la recuperación del salario en el ritmo que marcan los aumentos de precios.
Así lo expresó el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, cuando afirmó que "no digo que nadie reciba un aumento de sueldo, no me malinterpreten. Pero lo que estoy diciendo es que necesitamos moderación en la negociación salarial, de lo contrario se saldrá de control".
Esta posición apunta a que el aumento de la inflación es consecuencia de un mercado laboral de pleno empleo que permite a los trabajadores presionar por salarios más altos y, por lo tanto, impulsa a los empleadores a subir los precios para mantener las ganancias. Pero no es así.
Además, la teoría de la inflación por "empuje salarial" ha sido refutada tanto teórica como empíricamente.

Crecimiento económico y desempleo

El economista Michael Roberts explica que en la década de 1970 la inflación de precios alcanzó los máximos de la posguerra, pero el crecimiento económico se desaceleró y el desempleo aumentó.
La mayoría de las principales economías experimentaron "estanflación". Y desde el final de la Gran Recesión de 2008, las tasas de desempleo en las principales economías han caído a los mínimos de la posguerra, pero la inflación también se ha reducido a mínimos.
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 27.04.2022
Economía
El bumerán de las sanciones
De hecho, durante los últimos 20 años hasta el estallido del COVID, los salarios semanales reales de EEUU aumentaron solo 0,4% anual en promedio, menos que el crecimiento promedio anual del PIB real de alrededor del 2,0%. "Es la parte del crecimiento del PIB que se destina a las ganancias lo que aumentó", indica Roberts.
Para señalar que la inflación de EEUU es mucho más alta que los salarios, que sólo crecen entre 3% y 4%, lo que significa que los salarios reales están bajando para la mayoría de los estadounidenses.

Espiral de salarios y precios

En el reciente estudio ¿Están las principales economías avanzadas al borde de una espiral de salarios y precios?, el Banco de Pagos Internacionales (BIS) asegura que "el entorno actual no parece propicio para tal espiral. Después de todo, la correlación entre el crecimiento de los salarios y la inflación ha disminuido en las últimas décadas y actualmente se encuentra cerca de mínimos históricos".
Esto significa, como se menciona en el reporte, que en las últimas décadas el poder de negociación colectiva de los trabajadores ha disminuido junto con el retroceso de la afiliación sindical.
Protestas en Francia (archivo) - Sputnik Mundo, 1920, 17.03.2022
Internacional
Los trabajadores parisinos salen a las calles a exigir un aumento de los salarios
En relación con esto último, las cláusulas de indexación por el costo de vida que, en el pasado, alimentaron espirales de salarios y precios son menos frecuentes. El informe del BIS brinda los siguientes recorridos:
En la zona euro, la proporción de empleados del sector privado cuyos salarios están atados a la inflación cayó de 24% en 2008 a 16% en 2021.
La cobertura del salario por indexación de costo de vida en los Estados Unidos rondaba el 25% en la década de 1960 y aumentó a alrededor del 60% durante el episodio inflacionario de fines de la década de 1970 y principios de la de 1980, pero disminuyó rápidamente al 20% a mediados de la década de 1990.

Crecen las ganancias, no los salarios

Una explicación que se repite en el discurso económico convencional es que el actual ciclo alcista de la inflación se debe a que existe un mercado laboral demasiado ajustado y, por ese motivo, ha llevado a un rápido crecimiento de los salarios, lo que a su vez está obligando a las empresas a subir los precios.
Los precios más altos llevan a los trabajadores a exigir salarios más elevados, lo que generaría una espiral de precios y salarios y pronto conduciría a una inflación de dos dígitos.
El economista Dean Baker del Center for Economic and Policy Research (CEPR), explica que esta era una historia que encajaba con los datos de la década de 1970, pero hoy no se observa que la espiral de salarios y precios se ajuste a la situación actual por la siguiente razón: la participación de los salarios en los ingresos ha caído drásticamente desde la pandemia.
Inflación, la espada de Damocles en la economía de EEUU - Sputnik Mundo, 1920, 07.05.2022
Al contado
Inflación, la espada de Damocles en la economía de EEUU
La participación de los salarios en los ingresos corporativos en EEUU se estaba recuperando gradualmente de los mínimos que tocó después de la crisis de 2008. Sin embargo, hubo un cambio brusco en 2021, con una caída de la participación de los salarios de 76,1% a 73,7%, una disminución de 2,4 puntos porcentuales.
Entonces, si el crecimiento de los salarios está impulsando la inflación, como insisten las autoridades de las bancas centrales de las potencias occidentales, por qué está cayendo la participación de los trabajadores en los ingresos.
La respuesta es sencilla: los salarios no son motores del actual ciclo de inflación elevada a nivel global, sino que el origen se debe buscar en la recuperación pospandémica y, en especial en estos primeros meses de 2022, en la alteración del funcionamiento de la economía mundial por el conflicto en Ucrania y las sanciones a Rusia.
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
El logo de la agencia de noticias Sputnik - Sputnik Mundo
No te pierdas las noticias más importantes

Suscríbete a nuestros canales de Telegram a través de estos enlaces.

Ya que la aplicación Sputnik está bloqueada en el extranjero, en este enlace puedes descargarla e instalarla en tu dispositivo móvil (¡solo para Android!).

También tenemos una cuenta en la red social rusa VK.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала