América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La permanencia de 'Alito' Moreno al frente del PRI acelera su extinción y la migración de militantes

© Foto : Instagram / @alitomorenocAlejandro Moreno, dirigente nacional del PRI
Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI - Sputnik Mundo, 1920, 07.07.2022
Síguenos en
Mundo
Video
Desde Ginebra, y en medio de denuncias por enriquecimiento ilícito y audios donde se exhibe al presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas insiste en mantener al frente del que fuera el partido de Estado por 90 años y la fuerza política más sólida de México.
"Yo me voy a ir cuando concluya mi periodo estatutario, es muy sencillo. Yo fui electo para mi periodo estatutario", reiteró Moreno Cárdenas en conferencia de prensa desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, este 4 de julio.
El posicionamiento del líder priista agrava la crisis interna que atraviesa el partido desde que terminó el criticado sexenio de Enrique Peña Nieto, la figura que devolvió a su partido el poder bajo la promesa de una nueva imagen que quedó enterrada por escándalos de corrupción y violaciones a derechos humanos durante la administración peñista, aún pendientes por resolverse.
Enrique Peña Nieto, presidente de México - Sputnik Mundo, 1920, 07.07.2022
América Latina
Peña Nieto asegura que su patrimonio es legal: "Expreso mi confianza en la justicia"
Esta crisis ya derivó en confrontaciones directas entre el Alito Moreno y los expresidentes del tricolor, quienes han solicitado su renuncia al igual que figuras históricas, como el senador Miguel Ángel Osorio Chong, quien ahora enfrenta la amenaza de ser expulsado del partido acusado de traicionar los principios partidistas y ayudar a Morena a disolver a la oposición.
Esto podría agravar la migración de militantes priistas hacia otros partidos, principalmente Morena, lo que a su vez ha abonado a las recientes derrotas electorales del tricolor, partido que no sólo pierde representación en el Poder Legislativo (con apenas 49 diputados de 500 y 13 senadores de 128), sino que además pierde bastiones históricos como Quintana Roo e Hidalgo, como sucedió en la elección de este junio.

La migración priista continuará

Para el investigador del Colegio de México Rogelio Hernández, la migración priista es clave para entender el triunfo de Morena en estados donde históricamente siempre había gobernado el PRI, pues sin el apoyo de las bases y cuadros priistas no se daría tal victoria.
"Hay una tendencia muy clara del partido de perder posiciones políticas, en parte por su desprestigio histórico, y el segundo es el tremendo daño que le hizo el gobierno de Peña Nieto en su desempeño personal y general como administración pública, que se ha manifestado en derrotas sistemáticas en las elecciones", afirma el Doctor en Ciencia Política en entrevista para Sputnik.
Para el autor de Historia mínima del PRI, el declive del partido se puede rastrear desde 2015, cuando Manlio Fabio Beltrones se ve obligado a renunciar a la dirigencia por los pésimos resultados electorales de aquel año y en medio de una disputa de poder con el entonces mandatario mexicano.

Muchos de sus cuadros, de su militancia, están migrando a otro partido que por razones muy diversas está siendo la alternativa para ellos, como en su tiempo lo fue el PRD, ahora lo están haciendo con Morena. No se explicarían muchas de las votaciones tan elevadas si no fuera por la migración priista", opina el experto.

Para Hernández Rodríguez, "si las cosas siguen empeorando en el partido la gente va a caminar hacia otras opciones políticas donde se sienta más identificado", por lo que "la única posibilidad de que el PRI recupere algún espacio político y alguna credibilidad, pasa por la renuncia de Moreno y por la elección de un priista que sea reconocido dentro de la militancia".
Sin embargo, aquí se abre un nuevo reto para el tricolor: hallar un liderazgo fuerte que una a la militancia, y con amplia visibilidad, lo cual, en estos momentos, no existe en el PRI.
"El PRI no tiene como en el pasado liderazgos fuertes, liderazgos visibles, entre otras razones porque ha perdido los espacios en la República, muchos de los liderazgos se formaban ahí. Ahora con las derrotas que han tenido en las gubernaturas, y en la propia representación en el Congreso, los liderazgos están muy muertos", afirma el académico.
Aunque nombres como el senador Osorio Chong se barajean para liderar al PRI, para el investigador no existe un posicionamiento que aluda que él o algún otro militante busque asumir la dirigencia, aunado a los candados que establecen los propios estatutos del partido e impiden que el mandato de Alito termine antes de 2023.
"No existe un procedimiento estatutario claro que permita una remoción del presidente. Formalmente quien lo tiene que hacer es el Consejo Político y, como bien sabemos, este consejo político desde hace varios años ha sido construido por el propio Moreno", indica Rogelio Hernández
A esto se suma la ambición de Moreno por convertirse en el candidato del PRI en la elección presidencial del 2024, a pesar de que el partido no tiene probabilidades de ganar solo, como sucedió con las pasadas elecciones con las derrotas en Oaxaca y Quintana Roo, en contraste con las victorias que obtuvo en Aguascalientes y Durango gracias a la alianza con el PAN y el PRD.

El fin del PRI

Rogelio Hernández considera que, si los pronósticos que vaticinan una derrota histórica del PRI en el Estado de México suceden, y Moreno insiste en ser el candidato presidencial único, el tricolor podría atravesar una situación como la que le pasó al PRD: una migración lenta hasta llegar a la disolución.
"Si no tienen un liderazgo capaz de reconstruir a la militancia, sobre todo de construir una verdadera propuesta presidencial para el 2024, el PRI tiene muy pocas probabilidades de sobrevivir", afirma el especialista
Para Hernández Rodríguez, parte del problema del PRI es un tema de "identidad, de tradición", en un momento en el que "la vieja ideología del nacionalismo revolucionario ya no la tiene él ni tiene posibilidades de desarrollarlo" al ser absorbido por Morena y López Obrador, razón por la que incluso, a nivel ideológico, la militancia puede llegar a sentirse más identificada.
Partido Revolucionario Institucional - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2021
América Latina
Nadie escapa de la ideología del PRI: cómo se apropió de la historia y la identidad mexicana
No obstante, incluso la posibilidad de "reinventar" al PRI se vuelve un tema complicado ante una militancia que tampoco parece estar interesada en mantener el pie al partido.
"Si se compara con experiencias en otros países con partidos dominantes, normalmente lo que ocurre es que el partido se reconstruye con algún otro, a veces es sólo un cambio de nombre, a veces sí es un grupo de militantes que tratan de recuperar la tradición de ese partido y lo mantienen. Son muy pocos los casos en los que ese partido reconstituido tiene una perspectiva de sobrevivir a largo plazo", sostiene el académico.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала