América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Las demandas de Fidel Castro en la Crisis de Octubre ¿hubieran cambiado la realidad cubana en 1962?

© Sputnik / Vladimir Rodionov / Acceder al contenido multimediaФидель Кастро
Фидель Кастро - Sputnik Mundo, 1920, 12.10.2022
Síguenos en
Mundo
Video
A seis décadas de la Crisis de Octubre, el conflicto diplomático que enfrentó en 1962 a Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética, aún existen cuestionamientos sobre si el emplazamiento de cohetes nucleares en Cuba era necesario para evitar una invasión de Washington.
Durante cerca de 13 días el mundo estuvo en vilo después de que la URSS desplegara misiles nucleares en la isla caribeña y EEUU descubriera esas instalaciones a poco menos de 200 km de sus costas. Los cohetes ayudarían a contener las agresiones y preparativos de invasión organizados por la Casa Blanca.
Si bien la crisis se resolvió semanas después, el tema ha sido materia de constante discusión entre políticos e historiadores respecto a si fue verdaderamente necesaria la colocación del armamento nuclear y sobre cómo concluyó el conflicto diplomático, en una negociación entre Washington y Moscú, con la ausencia de La Habana.
Después de la crisis, el entonces primer ministro Fidel Castro, uno de los dirigentes involucrados junto al presidente estadounidense, John F. Kennedy, y el líder de la URSS, Nikita Jrushchov, reflexionó que quizás no era imprescindible la presencia de los misiles soviéticos en el escenario nacional como garantía de la seguridad.
El doctor Nelson Roque Suástegui, profesor e investigador del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI), cree que hubiera bastado que Moscú firmara un convenio con La Habana mediante el cual "una agresión a nuestro territorio sería equivalente a un ataque contra la URSS y, por tanto, una respuesta militar de su lado".
De acuerdo con el experto, EEUU suscribió ese tipo de pactos con otros países, incluso la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), desde mucho antes, ya había establecido en el artículo cinco de sus documentos rectores que un ataque armado contra una nación miembro se consideraría un ataque contra toda la Alianza.
No obstante, "el emplazamiento de los cohetes en Cuba significaba una acción disuasoria de envergadura ante la amenaza estadounidense de invadirnos y un acto de solidaridad con la URSS, que había apoyado decisivamente a la Revolución desde los primeros momentos posteriores a su triunfo, el 1 de enero de 1959", recordó a Sputnik.
Ello también contribuyó al fortalecimiento de la correlación de fuerzas para la URSS y el campo socialista en el contexto de la Guerra Fría. Por estas razones, la dirección cubana dio su consentimiento para la instalación de los misiles soviéticos desde julio de 1962, comenta el especialista.
En total, la isla recibió los cohetes de alcance medio R-12 e intermedios R-14, alrededor de 41.000 soldados soviéticos, aviones, batallones de tanques, una división de infantería motorizada, brigadas de artillería antiaérea y unas 250.000 toneladas de carga.

¿Cuánto duró la Crisis de los Misiles?

Para Estados Unidos, la denominada por ellos como Crisis de los Misiles solo abarcó 13 días, desde el 15 de octubre, día en el cual un equipo de interpretación identificó componentes asociados a los cohetes R-12 en territorio cubano, hasta el anuncio del acuerdo entre Washington y Moscú, el 28 de octubre.
Documentos revelados por el Archivo de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), apuntan a que la crisis duró 59 días, desde el 4 de octubre de 1962, fecha del arribo de los misiles al Puerto de Mariel, actual provincia de Artemisa, en el buque Indigirka, hasta el 1 de diciembre, cuando el barco Arjánguelsk marchó a Severomorsk con las ojivas nucleares a bordo.
Pero, de acuerdo con Elier Ramírez, historiador y subdirector del Centro Fidel Castro Ruz, la Crisis en la isla comenzó desde mucho antes. A partir del triunfo de la Revolución en 1959, el país experimentó una lucha por su sobrevivencia frente a la beligerancia de Washington consistente en operaciones de guerra psicológica y económica, sabotajes y aislamiento diplomático.
Nikita Jruschov, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, junto a Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, en la Plaza Roja de Moscú. - Sputnik Mundo, 1920, 18.10.2018
América Latina
Protagonistas de la historia: así vivió Cuba la Crisis de los Misiles
En 1962, Kennedy firmó la Proclama Ejecutiva 3.447 que establecía el bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba y en ese año el país fue expulsado de la Organización de Estados Americanos (OEA), decisión anulada en 2009.
Ese enfrentamiento, añadió Ramírez a Sputnik, debía terminar con la invasión directa de las Fuerzas Armadas de EEUU en octubre de 1962, el momento de mayor escalada.
El general retirado e historiador Fabián Escalante consideró que, "con misiles o sin ellos se hubiera producido una crisis en el Caribe", pues, desde 1959, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) financió a más de 300 organizaciones contrarrevolucionarias y decenas de bandas armadas y realizó alrededor de 18 atentados contra Fidel Castro.
En un panel de especialistas realizado el 7 de octubre en la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) dedicado a los acontecimientos de 1962 al cual asistió Sputnik, Escalante subrayó el asesinato a jóvenes alfabetizadores y los más de 5.800 actos de sabotaje y muerte promovidos por EEUU. En ese contexto ocurre la propuesta soviética de la colocación de los misiles en la isla.

¿Qué pensaba el líder Fidel?

Fidel Castro señaló en numerosas entrevistas las razones por las cuales aceptó la colocación de los misiles, entre ellas, la solidaridad con el extinto campo socialista, que apoyaba a la isla en todos los sentidos.
Así aseguró en declaraciones a la periodista María Shriver de la cadena de televisión NBC, el 24 de febrero de 1988: "Si deseábamos que los soviéticos nos apoyaran en caso de una agresión, sería inmoral oponernos a la presencia de esas armas en nuestro país, puesto que ellas fortalecían también a la Unión Soviética".
También hubo distintas opiniones sobre cómo emplazar los misiles una vez llegados a Cuba. Fidel consideraba que debía ser de dominio público, pues la isla tenía derecho a su defensa.
Fidel "siempre mantuvo la preocupación de lo que sucedería una vez descubrieran los cohetes y discrepó con el engaño, pues eso le dio una ventaja moral al presidente Kennedy. Tampoco concordó con que el proceso se hiciera de manera secreta y solo hacerlo público cuando fuera un hecho consumado. Para él no existía política sin ética", indicó Elier Ramírez.
En este sentido, fue fácil para el presidente estadounidense presentar el asunto ante la comunidad internacional con énfasis en lo repentino, secreto y engañoso de ese despliegue, apuntó Ramírez.

Los cinco puntos de Castro

Una vez descubierto el operativo, el 22 de octubre Kennedy anunció la imposición del bloqueo naval, colocó a las fuerzas norteamericanas en estado de alerta máxima y comenzaron los primeros vuelos de reconocimiento a baja altura sobre las posiciones soviéticas y cubanas.
Al día siguiente, Jrushchov envió una carta al mandatario en la cual calificaba las medidas como una seria amenaza a la paz y a la seguridad de los pueblos, evaluaba sus declaraciones como una abierta injerencia, confirmaba la permanencia de los armamentos en Cuba y demandaba la renuncia a las acciones planteadas.
El 28 de octubre de 1962, el premier soviético anunciaba un acuerdo con Kennedy referido al desmantelamiento y repliegue de los cohetes desde Cuba, que incluía además la retirada de los 56 misiles nucleares estadounidenses ubicados en Turquía e Italia y el compromiso de no invadir a la nación caribeña.
© Sputnik / Danay Galletti Elier Ramírez, historiador cubano, subdirector del Centro Fidel Castro Ruz
 Elier Ramírez, historiador cubano, subdirector del Centro Fidel Castro Ruz - Sputnik Mundo, 1920, 11.10.2022
Elier Ramírez, historiador cubano, subdirector del Centro Fidel Castro Ruz
La dirección de la isla supo de este convenio por la transmisión de Radio Moscú; además de su inconformidad por no ser consultada, el alto mando cubano consideraba que la palabra del presidente norteamericano carecía de valor. Frente a esa falta de garantía, Fidel planteó sus conocidos cinco puntos:
Cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica de EEUU en todas partes del mundo contra Cuba.
Cese de todas las actividades subversivas, lanzamientos y desembarcos de armas y explosivos por aire y mar, organización de invasiones mercenarias, filtración de espías y sabotajes, acciones todas que se llevan a cabo desde el territorio de EEUU y países cómplices.
Cese de los ataques piratas que se llevan a cabo desde bases existentes en EEUU y Puerto Rico.
Cese de todas las violaciones del espacio aéreo y naval por aviones y navíos de guerra norteamericanos.
Retirada de la Base Naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado por EEUU.
Aunque no se puede decir con certeza qué hubiera sucedido si se hubieran tomado en cuenta las propuestas de Fidel, Roque considera que, "si el Gobierno soviético no hubiera marginado a Cuba de las negociaciones y hubiera apoyado estos puntos, en lugar de negociar solo sus intereses estratégicos, todo hubiera sido diferente".
Para el experto, "tendríamos otro nivel de desarrollo, si nos hubiéramos ahorrado todos los gastos multimillonarios que ha supuesto el bloqueo impuesto durante estos más de 60 años".
Para Elier Ramírez la presentación de estas cinco exigencias salvó el prestigio y soberanía de Cuba, tras lo que él considera un mal manejo de la Crisis por la dirección soviética y ante la exclusión de la mayor de las Antillas, hecho que afianzaba el criterio internacional manipulado alusivo a la supuesta condición del país antillano como satélite de la Unión Soviética en la región.
Tampoco permitió la verificación del desmantelamiento y salida de los cohetes en territorio nacional, con lo cual ratificó "nuestra independencia respecto a la política doméstica e internacional, fue muy coherente y realmente brilló como un estadista en medio de esa conflagración".
El logo de la agencia de noticias Sputnik - Sputnik Mundo
No te pierdas las noticias más importantes

Suscríbete a nuestros canales de Telegram a través de estos enlaces.

Ya que la aplicación Sputnik está bloqueada en el extranjero, en este enlace puedes descargarla e instalarla en tu dispositivo móvil (¡solo para Android!).

También tenemos una cuenta en la red social rusa VK.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала