América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Bisnieto de Emiliano Zapata: "Luchamos a contracorriente ante un Zapata oficial y mitificado"

© Sputnik / Mariano YberryÉdgar Castro Zapata, historiador y bisnieto del revolucionario Emiliano Zapata
Édgar Castro Zapata, historiador y bisnieto del revolucionario Emiliano Zapata - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Síguenos en
Mundo
Video
Las nuevas generaciones no necesitan adquirir héroes extranjeros: México tiene hombres y mujeres que fueron de carne y hueso y son ejemplos de un cambio, aseguró en una entrevista para Sputnik el historiador Édgar Castro Zapata, bisnieto de Emiliano Zapata, el caudillo mexicano que fue precursor de la lucha agraria y campesina en el mundo.

"No hay que mitificar a un personaje […]. La dimensión que tiene no necesita ni de mitos ni de leyendas porque fue un hombre verídico, con pros y contras, pero fue el más auténtico del movimiento revolucionario de 1910", afirma Castro Zapata con motivo de la exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado al sur de Ciudad de México.

Parte de la intención de la exposición es demostrar que "el zapatismo está vivo" y se trata de "una revolución de conciencias" que, aún hoy, inspira diferentes movimientos campesinos, sociales, estudiantiles y hasta guerrilleros, como es el caso del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).
Para Édgar Castro Zapata, la figura del сaudillo del Sur, junto con la de la Virgen de Guadalupe y la artista Frida Kahlo, son "representatividad de la mexicanidad", aunque ello también haya derivado en la manipulación de su imagen con fines políticos.

"La revolución hecha Gobierno o institucionalizada lo retoma para legitimar sus políticas antiagraristas, pero al transcurrir de 1919 al 2022 la figura de Zapata ha tenido diferentes etapas de resistencia social. Tenemos conocimiento de que sí se apropiaron de su imagen y sus ideales, hechos bronce", considera el también presidente de la Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución.

© Sputnik / Mariano YberryExposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares
Castro Zapata opina que, pese a esta apropiación, "el zapatismo está presente" aunque no se le quiera dar el reconocimiento y la difusión que merece porque, "a lo largo de más de 100 años, causa un poco de incomodidad, porque hablar de Zapata y zapatismo es recordar que todavía hay rezagos" y, pese a la revolución, todavía se lucha "por esa anhelada justicia social, peleando por una democracia efectiva".

"El zapatismo está presente. Lamentablemente no está difundido porque el sistema no ha querido difundir que en Morelos [estado del centro de México] existe una representatividad radical en contra de anteproyectos que afectan a la agricultura. Hay una fuerte resistencia. Ahí está el zapatismo rebelde, que defiende su entorno, su medioambiente, en contra de proyectos que a la larga van a afectar. Y existe también el Zapata de expresiones artísticas como podemos percibir en esta exposición", considera el coordinador del libro A 100 años. Iconografía de Emiliano Zapata.

Una revolución mitificada

Emiliano Zapata es una de las figuras más visibles de la Revolución Mexicana por ser uno de los más críticos de la insurrección que, en noviembre de 1910, encabezó Francisco I. Madero, a quien acusó de traicionar los ideales del movimiento armado que, además del sufragio efectivo, exigía la devolución de tierras a los campesinos.
Tal como señala la investigadora del Colegio de México, Alicia Hernández Chávez, en el libro Zapatismo. Origen e Historia, el zapatismo surge en Morelos (aunque su influencia llega hasta Puebla, el estado de México, Guerrero, Tlaxcala, Oaxaca, Chiapas y Tabasco), en un contexto en el que los campesinos ya no poseían ni podían trabajar la tierra, lo que los llevó a formar un ejército con Zapata (Ejército Libertador del Sur) responsable de recuperar las tierras tomadas por los hacendados cobijados por el régimen porfirista.
El surgimiento del Ejército Libertador del Sur, y las victorias que logró, tuvieron tal impacto en la vida política del Porfiriato que el propio Porfirio Díaz (presidente de México que estuvo 30 años en el poder y motivo del inicio de la Revolución mexicana) declaró que no se había preocupado por los movimientos sociales en su contra "hasta que se alzó el sur".
© Sputnik / Mariano YberryExposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México.
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México. - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México.
"Hay archivos, documentos que constatan que [el zapatismo] fue un proceso no de casualidad, sino que surgió en una región netamente capitalista con los hacendados y fue un producto que el mismo sistema creó, porque les arrebataron las tierras y los pueblos surianos se tuvieron que defender", explica Édgar Castro Zapata.
Tras el triunfo de la insurrección maderista, Zapata se separa del nuevo Gobierno al no aceptar que de facto no se devolvieran las tierras a los campesinos. Por ello, lanzó en 1911 el Plan de Ayala donde, además de señalar de traición a Madero, exigía la restitución de tierras.
"El Plan de Ayala nació porque no hubo un cambio desde las bases, desde abajo, porque se incluyeron a la revolución de Madero identificados con el Plan de San Luis, pero no hubo una solución inmediata a la restitución de las tierras", recuerda el historiador.
El documento, disponible en la página de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se considera el texto fundacional del zapatismo y, además, funcionó como base para la redacción del artículo 27 de la que después se volvería la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
© Sputnik / Mariano YberryExposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México.
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México. - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México.

La revolución institucionalizada

Tras el asesinato de Emiliano Zapata el 10 de abril de 1919, y de Francisco Villa en 1923, los liderazgos revolucionarios sobrevivientes ya no se enfrentaban a voces críticas de la Constitución de 1917 que, en teoría, congregaba todas las demandas e ideales por las cuales se levantaron en armas en 1910.
Si bien hubo un proceso de restitución de tierras, este no fue como lo había planteado Zapata (salvo en Morelos donde, entre 1920 y 1923, sesenta pueblos recuperaron sus tierras, precisamente por la presión de los zapatistas).

"Desgraciadamente, líderes como Zapata fueron traicionados y manipulados por los Gobiernos que le precedieron, una manipulación de su imagen, de sus ideales, y eso permitió tener la clientela política del sector campesino. Eso se deriva en el poco apoyo que le dirigen al campo", comenta Édgar Castro Zapata. "Estamos luchando a contracorriente ante un Zapata oficial, un Zapata mitificado".

Revolución Mexicana de 1910 - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Sputnik Explica
¿Por qué la Revolución mexicana se considera la precursora de la Revolución rusa?
La base campesina fue una de los pilares políticos que, posteriormente, legitimarían y apoyarían la creación de varios partidos, todos vinculados a la revolución, que culminarían en el nacimiento del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en 1946, tras varios procesos de reconstitución.
Si bien tras la Revolución Mexicana el Gobierno de México se enfocó durante las siguientes décadas a la modernización del país, las demandas que motivaron el alzamiento armado y el mismo proceso revolucionario se convirtieron en una especie de paradigma que definió parte de la naciente nueva vida política y cultural de México y trastocó incluso la identidad nacional, al menos durante la primera mitad del siglo XX.
"El mito lo inventó el Gobierno", acusa Castro Zapata, quien considera que parte de esa mitificación ha impedido que se conozca el pensamiento de quien representó "la voz, la presencia de los pueblos" en la revolución.
© Sputnik / Mariano YberryExposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México - Sputnik Mundo, 1920, 20.11.2022
Exposición ¡Zapata vive! A través de la cultura popular suriana del Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México
A 112 años del inicio de la Revolución Mexicana, la figura de los héroes revolucionarios aún tiene un peso simbólico e ideológico para el Gobierno actual. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en repetidas ocasiones ha externado su admiración por aquellos héroes que derrocaron a Porfirio Díaz.
Tal es la importancia que, en 2019, se estableció como el Año del Caudillo del Sur como una forma de conmemorar el centenario de su asesinato. En la ceremonia del aniversario luctuoso, López Obrador sostuvo que "recordar a Zapata es recordar nuestra historia, el no olvidar de dónde venimos para saber a hacia dónde vamos".
"Yo esperaba, en lo particular, no solamente poner a Zapata como membrete en los documentos oficiales. Yo esperaba que, si se está en contra del neoliberalismo, hubiera alguna modificación del artículo 27 de la Constitución [para revertir la apertura de los ejidos al capital que realizó en los 90 el expresidente Carlos Salinas de Gortari], recuerda el historiador.

"Yo anhelaba el freno de la venta del ejido. El ejido se pulveriza y por consecuencia hay mucha migración, y la consecuencia es que no hay autosuficiencia alimentaria".

Ante esta lucha contra una imagen oficialista de un revolucionario cuyos ideales aún no se concretan en todo México, Édgar Castro Zapata desea llevar la verdadera figura de su bisabuelo a las nuevas generaciones, para lo cual se vale, precisamente, de las expresiones culturales con las que los actuales zapatistas recuerdan al caudillo del Sur.
"Tenemos muchas deudas, pero creo que hay que empezar por concientizar a la gente, niños, jóvenes y a los adultos. Se necesita concientizar, incentivar a que sean críticos, no [aceptar] lo que les diga el discurso oficial, sino que ellos determinen quiénes son. Somos producto de unas luchas que desgraciadamente aún tienen deudas pendientes", afirma Castro Zapata.

Una exposición imperdible

La muestra cuenta con más de 80 piezas de artesanos que mostraron su visión del caudillo del Sur —y en la que también se incluyen objetos personales del general revolucionario— estará disponible hasta marzo de 2023 y contará con varios eventos especiales antes de partir a Nueva York.
El trabajo y el estudio de campo para localizar las expresiones culturales expuestas tomó cerca de un año y las labores fueron supervisadas por el propio Édgar Castro López, con apoyo de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas del Gobierno de México y la Fundación Zapata y los Herederos de la Revolución.
"Es una exposición única, jamás se hizo algo así, sobre todo que se tomara en cuenta la cultura popular y los artesanos, porque fueron personas que tienen esta herencia porque sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, participaron en la Revolución. Era importante demostrar que también Zapata vive a través de las comunidades", explica García Rodríguez.
El logo de la agencia de noticias Sputnik - Sputnik Mundo
No te pierdas las noticias más importantes

Suscríbete a nuestros canales de Telegram a través de estos enlaces.

Ya que la aplicación Sputnik está bloqueada en el extranjero, en este enlace puedes descargarla e instalarla en tu dispositivo móvil (¡solo para Android!).

También tenemos una cuenta en la red social rusa VK.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала