- Sputnik Mundo, 1920, 11.02.2021
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

"Es un hito": la catedral reciclada en un pueblo de Madrid sigue en pie tras la muerte de su creador

© Sputnik / Alberto García PalomoFachada de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Fachada de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo, 1920, 15.12.2021
Síguenos en
Mundo
Video
Mejorada del Campo, a unos 30 kilómetros de la capital de España, es conocida por este templo, levantado por Justo Gallego desde hace seis décadas. El religioso la ha ido construyendo gracias a donaciones y materiales desechados.
Antes de volver a Pamplona, una familia decide desviarse de la ruta. En lugar de tirar por la carretera que conecta Madrid con esta ciudad del noreste español, hacen un alto en Mejorada del Campo. Aparentemente, esta localidad de unos 23.000 habitantes no tendría por qué modificar sus planes. Pero, más allá de ser un rincón bonito de la comunidad, hay un monumento que desean visitar: la famosa Catedral de Justo.
Esta enorme construcción, que se yergue imponente con su cuerpo de hormigón y barro a pocos metros del centro, es todo un mito: levantada de forma artesanal, sin planos ni equipo de arquitectos, y con material reciclado o procedente de donaciones, es el proyecto de un hombre conocido internacionalmente: Justo Gallego, un agricultor metido a religioso que falleció el 28 de noviembre a los 96 años.
"Hemos estado un par de veces hace tiempo, pero a raíz de esto, nos apetecía volver", alegan los navarros, refiriéndose a la muerte de su creador. La noticia del deceso ha sido un palo para el municipio y sus allegados, pero también ha incitado al turismo. Un día entre semana, con temperaturas invernales, el reguero de visitantes es continuo. El eco de Justo Gallego y su catedral ha vuelto, después de más de seis décadas dando forma a esta obra, que consideraba una ofrenda a Dios, la manera de mostrar su inquebrantable fe.
Con este anunciado desenlace, mucha gente se ha acercado al lugar. Algunos se lo han tomado como un homenaje póstumo. Otros, como un descubrimiento de algo único a pocos kilómetros de la urbe. "Es estremecedor. Demuestra que el hacer mueve montañas", resume Pedro, un comercial de 54 años que suele parar unos minutos en este templo cuando está de ruta por la zona. "No lo conocía, y después de ver que había fallecido me ha atraído", explica Henry, venezolano de 25 años.
© Sputnik / Alberto García PalomoÁngel López, sucesor de Justo en su catedral, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Ángel López, sucesor de Justo en su Catedral, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo, 1920, 09.12.2021
Ángel López, sucesor de Justo en su catedral, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Se la está enseñado su pareja, Marta. A sus 34 años y criada en este pueblo madrileño, recuerda cómo jugaban en las escaleras. "Veníamos aquí y a veces salía Justo a regañarnos, porque tenía mal genio", confiesa. Esta administrativa de profesión cree que el espacio es peculiar y que, "por desgracia", nunca se le ha valorado como se debía. "No se le prestaba mucha importancia. Y ha dado mucho a Mejorada", apunta.
La trayectoria de la catedral, de hecho, es polémica. Primero, porque este devoto la inició sin planos ni autorizaciones. Respondía a una promesa por haberse curado de la tuberculosis, motivo por el que le expulsaron del Monasterio de Santa María de Huerta, en Soria. La parcela de 4.740 metros cuadrados en la que se ubica era una herencia paterna, y sobre ella se propuso alzar este inmueble para la Nuestra Señora del Pilar.
Con el simple aprendizaje de "libros de castillos", según contaba a los curiosos, Justo Gallego trabajaba en la construcción sin tregua. Le ayudaban algunos voluntarios o familiares cercanos. En el municipio, sin embargo, cundía la sospecha o la duda: el Ayuntamiento no se pronunciaba y los vecinos recelaban de este hombre. "Todos los años dicen calumnias acerca de mí y de mi trabajo. Es todo mentira y existen personas que son diablos", declaraba en una conversación con Madrid Diario en 2018.

"Todo lo que tengo es para la iglesia. El amor a Dios me llevó a construir esto. Y me da lo mismo que me vean como un loco. San Juan hizo un hospital y yo he hecho una catedral", zanjaba Gallego.

Poco a poco, usando desde bidones de plástico hasta latas de refresco, la parroquia cogía forma. Desde aquel octubre de 1961 en que puso la primera piedra. Y empezaron a dibujarse las distintas estancias: una cripta, un baptisterio, un salón, un claustro… Aun así, se miraba con dudas. Ningún organismo oficial le respaldaba y no podía registrarla oficialmente como catedral. En 2014, un anuncio de la bebida Aquarius sobre este monumento le dio la promoción que nunca había tenido desde altas instancias.
Y le proporcionó 30.000 euros por ceder el espacio para el rodaje. Hoy, la catedral goza de una estructura imponente y hasta de una decoración donde se le rinde tributo al impulsor: en un lateral previo al ábside, un mosaico de Justo Gallego saluda a los congregados, como lo hace un pequeño busto dorado o una foto a gran tamaño donde se indica la opción de aportar dinero.
© Sputnik / Alberto García Palomo

Busto de Justo en una de las estancias de la catedral que levantó en la localidad madrileña de Mejorada del Campo

Busto de Justo en una de las estancias de la catedral que levantó en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo
1/3

Busto de Justo en una de las estancias de la catedral que levantó en la localidad madrileña de Mejorada del Campo

© Sputnik / Alberto García PalomoAlbañiles trabajando en la Catedral de Justo, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Albañiles trabajando en la Catedral de Justo, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo
2/3
Albañiles trabajando en la Catedral de Justo, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
© Sputnik / Alberto García PalomoVisitantes en el interior de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Visitantes en el interior de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo
3/3
Visitantes en el interior de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
1/3

Busto de Justo en una de las estancias de la catedral que levantó en la localidad madrileña de Mejorada del Campo

2/3
Albañiles trabajando en la Catedral de Justo, situada en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
3/3
Visitantes en el interior de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
"¿Quieres ayudar a terminar este templo?", indica un letrero sobre un indescifrable número de cuenta bancaria. La cuestión ha tomado todavía más relieve estos días: con la muerte de Justo, el interrogante ha flotado por el ambiente. Ya había respuesta: por su maltrecha salud de los últimos años, el creador había cedido la obra a Mensajeros de la Paz, asociación católica que lleva a cabo iniciativas caritativas. Desde hace un lustro se hicieron cargo de su culminación. Ahora el nombre asoma en algunos rincones y el máximo responsable, el conocido como Padre Ángel, ya ha celebrado una misa en su honor.
Mensajeros de la Paz —arguye Juan Carlos Margui, uno de sus miembros— va a acondicionarla y terminarla. Con un chaleco fosforito y sentado al lado de un calefactor, este valenciano asegura que la organización ya está acelerando las tareas. "Y estamos recibiendo muchas llamadas con donaciones y gente que quiere ayudar", apunta mientras descuelga un móvil y ojea el vaivén de albañiles que mezclan cemento o martillean las paredes. La catedral, advierte, ya está abierta a diario de diez de la mañana a seis de la tarde. Y en Navidad esperan repartir comida, como hacen en la Iglesia de San Antón, situada al lado de la Gran Vía.
Una de las figuras que más peso tiene en esta transición es Ángel López, el apodado sucesor de Justo Gallego. Se unió a él hace 24 años, justo la mitad de su vida, y ahora lamenta la pérdida de este "amigo del alma". López atiende cansado. Va de un lado a otro revisando los escombros y sin soltar el teléfono. Desde que muriera su padre adoptivo no ha parado: cada día le llaman medios de comunicación y personas próximas para darle el pésame.
© Sputnik / Alberto García PalomoEntrada de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
Entrada de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo - Sputnik Mundo, 1920, 09.12.2021
Entrada de la Catedral de Justo, en la localidad madrileña de Mejorada del Campo
López, no obstante, no se deja abrumar. Sigue pensando en su objetivo final: "Todo esto es para Dios. Y hay que acabarlo para que Justo lo vea desde arriba", contesta. Sin meterse en tejemanejes íntimos, este heredero afirma que no les han puesto obstáculos y que con la ayuda de Mensajeros de la Paz van a lograr cumplir el sueño de su maestro. "El Ayuntamiento está callado", alega de firma escueta sobre el poco apoyo municipal.
Para Ángel López, ha habido publicidad desde otros canales no oficiales, como la publicidad o las televisiones que acudían a grabar este singular rincón. Y le basta haber estado bajo el influjo de Justo. "Era una persona súper especial, de las que te gusta estar con él. Daba gusto escucharle", dice. Independientemente de la atención pública, López ve la catedral como "un hito". "Ha dejado una maravilla y su legado es que Mejorada sea conocida en el mundo entero", concluye.
El Ejército español (referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 12.06.2020
Internacional
'SURI': el refugio alicantino al servicio del Ejército de España y EEUU contra el coronavirus
Tan popular como para que una familia del norte de España altere sus planes o para que cuatro amigas jubiladas empeñen la jornada entre sus muros. "Ya teníamos pensado venir, pero ahora con más motivo", explican Angelita, Magdalena, Adela y Aurora, con edades entre los 77 y 79 años. "Es un iluminado", murmuran, observando cada detalle de esta catedral que López considera "de estilo Justiniano".
"Es que parece una mezcla de todas las corrientes. Tiene un altar sencillo y en partes recuerda a la Sagrada Familia", apuntan las turistas antes de irse a comer y volver a la ciudad. La casualidad hará que tomen un autobús en la calle Antonio Gaudí, donde este santuario luce sus ladrillos a medio vestir. Aquellos que colocó Justo Gallego y ahora aguardan un último toque, a pesar de su reciente defunción.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала