América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

¿Qué lleva a vendedores ambulantes a intentar un magnicidio en Argentina?

© AFP 2022 / StringerBrenda Uliarte, de 23 años, y Sabag Montiel, acusados en intento de atentado contra la vicepresidenta
Brenda Uliarte, de 23 años, y Sabag Montiel, acusados en intento de atentado contra la vicepresidenta - Sputnik Mundo, 1920, 21.09.2022
Síguenos en
Mundo
Video
El caso de violencia política más grave en la historia reciente del país aún mantiene incógnitas abiertas a 20 días de ocurrido. ¿Que lleva a un grupo de vendedores ambulantes a organizar tamaño crimen? ¿Se trata de un hecho aislado o debe inscribirse en un escenario global?
El intento de magnicidio contra Cristina Fernández marcó un antes y un después en la política argentina. Un hecho de tales dimensiones es una amenaza a las instituciones democráticas recuperadas hace casi cuatro décadas, tras siete años de dictadura militar (1976-1983). En simultáneo, en las últimas horas se conoció la existencia de un posible plan para asesinar también a Máximo Kirchner, diputado nacional e hijo de la vicepresidenta.
A estas alturas, la hipótesis de un "loco suelto" ha sido descartada, y, a medida que avanza la investigación, se empiezan a conocer los detalles de una organización que viene planificando el atentado desde hace varios meses.
Por ahora, la causa tiene cuatro detenidos: Fernando Sabag Montiel —quien gatilló la pistola Bersa calibre .32 el primero de septiembre en la cabeza de la dirigente frente a su edificio en la Ciudad de Buenos Aires—; Brenda Uliarte —su pareja—; Agustina Díaz —amiga de Uliarte— y Gabriel Carrizo, presunto jefe de Sabag en la "banda de los copitos".
Los dos primeros fueron procesados con prisión preventiva, mientras que los últimos aún figuran como imputados. Para la Justicia resultó fundamental el peritaje sobre los celulares de los acusados, donde se evidenció la premeditación del ataque.
sentencia, imagen referencial   - Sputnik Mundo, 1920, 21.09.2022
América Latina
Procesados por el atentado a vicepresidenta argentina no apelarán e irán a juicio oral
Los mencionados se dedicaban a la venta de algodón de azúcar en la calle —razón por la cual el grupo fue bautizado con el nombre citado—. Si bien la Justicia no descarta que pueda tratarse de una fachada para ocultar una organización mayor, hasta ahora no existen pruebas de que así sea. Sin embargo, el solo hecho de la existencia de un grupo que durante meses planeó un magnicidio abre muchos interrogantes sobre las causas y el entramado social que subyace detrás. La pregunta es ¿qué lleva a vendedores ambulantes a planear un magnicidio?

Violencia desde los márgenes

"No es casual que los miembros de esta banda pertenezcan a sectores que se mueven en los márgenes del sistema productivo", le dice a Sputnik Daniel Feierstein, doctor en Ciencias Sociales e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). El sociólogo agrega que estos individuos están "condenados a vagar en los márgenes de la sociedad tratando de encontrar formas de supervivencia".
Lejos de tratarse de una anomalía, para Feierstein la clave debe buscarse en la fisonomía que reviste el capitalismo contemporáneo, el cual genera que cada vez más gente sea excluida del mundo laboral tradicional.
Según este razonamiento, la relación entre la expulsión del mercado formal y la marginación social es directa. Así, quien quedara fuera del primero contaría con menos elementos para ponderar la importancia de la convivencia pacífica: en este caso "la vida en comunidad no tendría ningún valor porque no se podría disfrutar de ella", señala el investigador.
Cristina Fernández de Kirchner en el Plenario de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) en Avellaneda - Sputnik Mundo, 1920, 06.09.2022
América Latina
El atentado contra Cristina Fernández de Kirchner y la grieta de modelos económicos
Ahora bien, si la pobreza y la marginación existen desde hace décadas en Argentina —país que sufrió 16 cataclismos económicos en los últimos 160 años—, ¿por qué recién ahora devienen en un intento de asesinato a una figura de la envergadura de la expresidenta (2007-2015)? ¿Qué cambió con respecto a otros momentos álgidos, tales como la crisis del 2001, la más grave de este siglo?

La respuesta reaccionaria

Aquí entra en juego cómo se canaliza el malestar generado: Feierstein marca que en la actualidad el diagnóstico descripto genera "una reacción en determinados jóvenes —sobre todo varones— que es capitalizada por la extrema derecha, porque es un grupo al cual las otras fuerzas políticas no le están ofreciendo respuestas".
En este marco, consultado por Sputnik, el reconocido periodista y analista político Raúl Kollmann sostiene que "este sector de ultraderecha es bastante novedoso en nuestro país: antes estaba asociado al ámbito militar, pero tras la caída de la dictadura en 1983 fue derrotado. El fenómeno es bastante reciente, creo que no existe hace más de unos pocos años".
Dentro del sector mencionado por Kollmann puede incluirse a una agrupación que cobró notoriedad pública tras el ataque: Revolución Federal. Esta organización fue la impulsora de una serie de protestas violentas y escraches en los cuales habían participado Sabag Montiel y Uliarte semanas antes del atentado.
Además, en mayo, el colectivo fundado por Jonathan Morel —un joven de 23 años— había llevado a cabo una "marcha de las antorchas" frente a la Casa Rosada, portando una guillotina acompañada por un cartel que rezaba "todos presos, muertos o exiliados".
En este contexto cobran trascendencia los audios aportados por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en los que Morel dialoga con Franco Castelli —un soldado del Ejército— durante una conversación pública a través de la plataforma Twitter Spaces, donde se escucha al referente del grupo exponiendo su voluntad de atacar al presidente Alberto Fernández.
Hasta el momento la Justicia no determinó la participación de Revolución Federal en el atentado. "Por ahora no veo que exista una relación directa con el hecho, aunque sí hay influencia de todo tipo: incluso en la idea de matar a Cristina", remarca Kollmann. No obstante, la afinidad ideológica —y hasta personal— resulta incontrastable.

Pactos democráticos

La alocución pública de Morel —complementada por la presencia de guillotinas y antorchas en las marchas— da cuenta de una escalada en el nivel de violencia simbólica, que se materializaría semanas después frente al departamento de la vicepresidenta.
"No recuerdo un hecho de esta magnitud. Creo que efectivamente se trata de una ruptura del pacto democrático", dice Kollman.
En esta instancia, Feierstein introduce un contrapunto: si bien coincide con la inédita gravedad institucional del ataque, postula que "habría que pensar si no se rompió el acuerdo primero por parte de Gobiernos que dejaron a millones afuera de la comunidad".
El investigador se refiere al célebre discurso de asunción del expresidente radical Raúl Alfonsín (1983-1989) —el primer Gobierno democrático posdictadura— en el que remarcaba que "con la democracia no solo se vota, sino que también se come, se educa y se cura", en referencia al bienestar que esta debería proveer. Así, el sociólogo apunta que "cuando alguien queda excluido no se le puede pedir que respete un funcionamiento comunitario al que no es invitado".
Mauricio Macri, expresidente de Argentina - Sputnik Mundo, 1920, 17.09.2022
América Latina
¿Por qué el apellido del íntimo amigo de Macri aparece en la investigación del atentado a Kirchner?

Fenómeno global

Las falencias identificables en el sistema político no explican acabadamente el auge de los grupos de jóvenes radicalizados. Según Feierstein, su emergencia debe inscribirse en un marco global: "Es un fenómeno internacional, ya que [estos jóvenes] son los más afectados por las transformaciones estructurales".
Centrándose en el caso de la ultraderecha, Kollmann agrega que "este es un fenómeno mundial con características diferentes en cada país. En Europa está la cuestión migratoria; en Estados Unidos puede estar alimentado por la libre venta de armas… No es exclusivo de Argentina".
Siguiendo la explicación del periodista, podemos observar cómo el resurgimiento de la ultraderecha extremista llegó al punto de reivindicar consignas del nazismo. Al respecto, Kollmann destaca que el de los detenidos "es un grupo de marginales, odiadores y neonazis: Sabag Montiel hablaba abiertamente a favor de Hitler y contra los judíos". En efecto, el ejecutor del ataque lleva tatuajes de simbología nazi en el cuerpo.
El análisis del atentado no puede prescindir de los factores subjetivos de los atacantes —a nivel individual y grupal—. Pero el escenario estructural en el cual se enmarca también resulta inescindible del hecho. Desde la radicalización de organizaciones violentas, intolerantes y marginales al desencanto estructural a nivel global, la coyuntura plantea desafíos impostergables.
El logo de la agencia de noticias Sputnik - Sputnik Mundo
No te pierdas las noticias más importantes

Suscríbete a nuestros canales de Telegram a través de estos enlaces.

Ya que la aplicación Sputnik está bloqueada en el extranjero, en este enlace puedes descargarla e instalarla en tu dispositivo móvil (¡solo para Android!).

También tenemos una cuenta en la red social rusa VK.

ExpandirMinimizar
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала